GIF - 689.3 KB

Adherimos al acuerdo para la Nueva Policía de la Ciudad, un tema realmente sensible que precisa una discusión exhaustiva en la @LegisCABA.

13:05 - 28 septiembre 2016

Lula no necesita montajes, tiene la Lealtad de su Pueblo.

14:43 - 27 septiembre 2016

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Bolivia: La CTA en la Cumbre Nacional de los Movimientos Sociales

El sábado 2 de abril se realizó en el Coliseo de la Coronilla, en la ciudad de Cochabamba, la cumbre de los movimientos sociales, convocada por la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam). En representación de nuestra Central habló el compañero Carlos Girotti, secretario de Comunicación de la Mesa Nacional.

Intervención del compañero Carlos Girotti, secretario de Comunicación de la Mesa Nacional de CTA:

Gracias hermano presidente, gracias hermano Álvaro, gracias hermanas y hermanos de Bolivia. Vengo en representación de la Central de los Trabajadores de la Argentina. Nuestro secretario general, compañero Hugo Yasky, se encuentra en este momento en Montevideo, en la reunión latinoamericano del Encuentro Sindical de Nuestra América, de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Mercosur, y de la Confederación Sindical de las Américas.

Es la primera vez que estas vertientes del sindicalismo de la Patria Grande, se reúnen en un mismo espacio para discutir lo mismo que estamos discutiendo aquí. Por eso quiero pedir disculpas porque no está nuestro secretario general, y decirles que es la primera vez, desde el primer momento, en que el compañero Evo nos convocara en diciembre del 2008, en Santa Cruz de la Sierra, cuando él y el hermano Álvaro, corrían serio peligro de ingresar a la ciudad sitiada por la derecha, la Central de Trabajadores de la Argentina, junto a las Madres de Plaza de Mayo, encabezadas por Hebe de Bonafini, y un pequeño puñado de argentinas y argentinos, estuvimos junto al gobierno del presidente Evo Morales. Desde entonces, para aquí, nada nos ha separado. En 2009, estuvimos en Vallegrande el 8 de octubre, junto al compañero Evo, conmemorando la caída en combate del compañero Ernesto “Che” Guevara.

En aquella oportunidad, déjenme decirlo, una compañera inició el discurso y el presidente Evo, conmovido por ese alegato antigolpista, me susurró al oído: “¿Esta compañera vive en Bolivia?” Le respondí: “No, esta compañera ha salido clandestina de Honduras, y su hermana, que es una dirigente de la resistencia en Honduras está presa y esa compañera ha venido aquí.

Esa compañera se llamaba Berta Cáceres. Junto con ella subimos a la escuelita de la Higuera, donde fue fusilado el Che. Ella me pidió: “Dejame entrar sola en esta escuelita y rezarle a San Ernesto de la Higuera por mis compañeros caídos.”.

Hace menos de un mes, Berta Cáceres fue fusilada, fue asesinada. Yo pido para ella, compañeras y compañeros, el reconocimiento de todos ustedes, porque es un homenaje del pueblo boliviano a quien ha dado su vida en aras de la Patria Grande. (Ovación)

Y con esto compañeros, con esta pequeña introducción, vengo a decirles que la mejor contribución que los argentinos y argentinas podemos hacer para este debate, para esta reflexión de ustedes, es la pelea que estamos dando.

El 24 de marzo, cuando se cumplieron 40 años de la instalación de la dictadura cívico militar, del terrorismo de estado en mi país, el emperador Obama decidió asentar sus nalgas en nuestra tierra, y una movilización multitudinaria, de más de 500 mil personas llegó a la Plaza de Mayo para ratificar que la Argentina no se vende, que la Argentina no va a volver a las relaciones carnales; que la Argentina va a seguir de pie. Y no lo vamos a hacer solos. Créanmelo. Sabemos que contamos con ustedes.

Hoy es 2 de abril y se cumple un nuevo aniversario de la aventura militarista en Malvinas. Los argentinos conmemoramos a nuestros caídos en Malvinas. Pero quiero recordarles que la primera vez que el hermano Álvaro estuvo en Buenos Aires, nos habló de algo que jamás olvidaremos. Él dijo: “Una parte del alma doliente de las bolivianas, de los bolivianos, tiene que ver con que no pueden mirar al mar”. En este 2 de abril, yo vuelvo a gritar: Mar para Bolivia!!! Malvinas argentinas!!! (Ovación)

Déjenme decirles. En estos 100 días que se está produciendo la más formidable revancha de clases de la clase dominante en la Argentina, la Universidad Católica Argentina, que ha formado a los gerentes que hoy son ministros en el gobierno de Mauricio Macri, que antes de las elecciones ponían los titulares de los diarios diciendo que había cada vez más pobres en la Argentina, ahora acaba de decir, que hay nuevos pobres en la Argentina. En estos 100 días, dijo la Universidad Católica, hay 1.400.000 pobres más en la Argentina. Ayer el gobierno de Macri, mientras viajaba para Bolivia, anunció el 300% de aumento en las tarifas de transporte público; el 500% de aumento en las tarifas de los servicios públicos; ayer mismo, mientras el ministro de Transporte de Macri, intentaba anunciar estos aumentos, los trabajadores estatales, mis compañeros, porque yo pertenezco a la Asociación Trabajadores del Estado, en Argentina, bloqueaban el Ministerio de Economía y el ministro de Transporte, tuvo que ir a la Casa Rosada a anunciar este nuevo robo al bolsillo de los trabajadores.

Es una revancha de clase formidable. Antes de que asumiera Macri anunciaron con bombos y platillos que iban a liberalizar la economía; que iban a liberar el dólar. Imagínense ustedes lo que ocurrió. Empezó la disparada de precios, la cacería de trabajadores, la especulación. Los grandes productores de cereales, guardaron los granos y no los liquidaban, especulando con la devaluación del peso para obtener más rentabilidad con la soja, con los cereales, convirtiendo a éstos en un activo financiero.

Durante 100 días del gobierno de Macri, no solamente han recibido con bombos y platillos al emperador Obama, ha dicho también que los despidos van a continuar; ha dicho también que se van a liberar los mercados. Ha firmado la exención de la retención a las grandes empresas mineras multinacionales; ha bajado las retenciones a la soja; ha dejado de controlar el mercado de cambios. Y saben cuál es el resultado de eso? En menos de 100 días, los trabajadores hemos perdido más del 12 por ciento del poder adquisitivo de nuestro salario.

Repito se trata de una revancha de clase formidable. Lo que quieren es instalar es el nuevo patrón de acumulación del capital, y por lo tanto, nuevas condiciones de explotación. Quieren disciplinar a los trabajadores, quieren disciplinarnos a cualquier costo, pero tienen que saber ellos, que no hemos entregado nuestra memoria. No la vamos a entregar. Así como reivindicamos a nuestros 30000 compañeras y compañeros detenidos desaparecidos, así también, este lunes 4 de abril, miles y miles de docentes del país, realizarán un paro nacional. Precisamente para exigir paritarias libres, sin techo, para aumentos salariales, para que bajen las tarifas de los servicios públicos, para que los niños tengan derecho a la escuela pública.

Y entonces compañeros, venimos a decirles que los necesitamos. No para dar esa lucha. Nuestra contribución a ustedes es seguir peleando, pero para que el ejemplo de Bolivia no sea aislado, para que la experiencia admirable que acaba de reseñar el hermano Evo, no sea aislada por el imperialismo, necesitamos comunicarnos con ustedes. Ustedes, las organizaciones sociales, la Central Obrera Boliviana, se conecten con todos los pueblos de la Patria Grande, para impedir que Bolivia sea cercada. Es una tarea, es una obligación, es un desafío histórico.

Nosotros, los trabajadores, debemos levantar las banderas de la diplomacia de los pueblos. Hay una diplomacia institucional. Aquí están nuestros hermanos embajadores de la Patria Grande, un saludo para ellos. Pero nosotros, los trabajadores, nos debemos una diplomacia de los pueblos. Estar más juntos, más próximos, y defender nuestras experiencias. Y toda vez que sea necesario, estar al lado de los caídos.

Sólo me resta decirles;
¡Jallalla compañeras y compañeros!
¡Jallalla la Conalcam!
¡Jallalla a la Central Obrera Boliviana!
¡Jallalla Bolivia!
¡Jallalla Evo!

Muchas gracias.