Página/12

La Justicia jujeña desempolvó una denuncia contra la dirigente social por supuesto “lavado de activos” y ordenó 21 allanamientos simultáneos. “Necesitan mantener el mito de la Milagro ladrona”, reaccionó la Tupac Amaru.

En medio de la feria judicial, la Justicia jujeña desempolvó una vieja denuncia contra Milagro Sala por supuesto “lavado de activos” y ordenó 21 allanamientos simultáneos, uno de ellos concretado en la vivienda de la dirigente social y otros en propiedades donde se harán excavaciones para buscar dinero supuestamente enterrado. “Necesitan seguir con el show” y “mantener el mito de la Milagro ladrona”, acusó la organización Tupac Amaru, a través de un comunicado.

La investigación recayó contra la líder de la organización social a solo 15 días de que se le otorgara la prisión domiciliaria en una vivienda que no es la suya y a menos de un mes de haber sido absuelta en una causa por amenazas a policías. Precisamente, el fiscal que recientemente pidió los allanamientos es Darío Osinaga, el mismo que acusó a Sala en ese caso ("de las bombachas") que la Justicia hizo caer por falta de pruebas.

La “nueva” causa contra Milagro Sala data de febrero del año pasado y desde entonces no se habían dictado medidas de prueba. Está caratulada como “lavado de activos” e involucra también a su esposo, Raúl Noro, y a algunas de los integrantes de la Tupac Amaru que están detenidas, como Gladis Díaz y Mirta “Shakira” Guerrero. También a Marcos Quispe y Tito Fredy.

El caso está a cargo del juez Isidoro Cruz, quien el 29 de diciembre pasado firmó las órdenes de allanamiento en la vivienda de Sala y remoción de tierra con retroexcavadoras en un predio de la localidad de El Carmen, en búsqueda de supuesto dinero enterrado. Esta metodología es similar a las que se puso en práctica en abril de 2016 en propiedades vinculadas al empresario Lázaro Báez. Por entonces, en el marco de la causa “la ruta del dinero K”, varias excavadoras buscaron bóvedas y cajas fuertes que nunca encontraron.

“Empezamos el año con un nuevo show”, denunció la Tupac a través de un comunicado en el que afirma que el allanamiento realizado hoy en la vivienda real de Sala, ubicada en el barrio de Cuyaya, es el cuarto que se hace en el marco de distintas causas. Esto “demuestra que el Poder Judicial de Jujuy sigue al servicio del gobierno provincial como instrumento de persecución política”, añadió la declaración pública.

La organización barrial también indicó que “se repite lo mismo que hicieron el año pasado, cuando en pleno enero iniciaron una causa vinculada con hechos de años anteriores, sin que mediara, como en este caso, urgencia alguna”.

“Necesitan mantener el mito de la Milagro ladrona, de la Milagro violenta que no pueden sostener en los procesos judiciales en su contra”, remarcó el comunicado.

Portada del sitio || Enfoque || Cambió el año pero la persecución es la misma