GIF - 689.3 KB

Pareciera que en vez de un país @mauriciomacri preside un simulacro a escala de la Argentina, que los asesores le inventan.

14:54 - 23 septiembre 2016

Con @CFKArgentina, tras la fructífera reunión hoy en el @inst_PATRIAar entre la ex Presidenta y la Mesa Nacional de la @CTAok.

14:51 - 23 septiembre 2016

Mientras tanto en el Central Park de Nueva York, el Presidente de la Nación se mostró sumamente preocupado por la Inflación y los Despidos.

14:47 - 23 septiembre 2016

Dirigentes de la Mesa Nacional de la @CTAok nos reunimos hoy con @CFKArgentina para discutir la Problemática Social, Económica y Laboral.

14:45 - 23 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Clase magistral del licenciado Alejandro Barrios en la CTA

El compañero Alejandro Barrios, licenciado en Economía y director de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, presentó su libro “Buenas Herencias. El legado económico del kirchnerismo” en la CTA.

El encuentro tuvo lugar en el Salón Germán Abdala de nuestra central con la presencia del compañero Roberto Baradel, secretario general de Suteba y secretario de Relaciones Internacionales de CTA, quien recibió del compañero Carlos Barrios, primo del autor del libro y militante de “Komunidades”, una remera de la agrupación.

Alejandro Barrios agradeció la invitación a presentar “Buenas Herencias” en la CTA y mencionó: “Esta fue mi casa durante mucho tiempo. He sido delegado toda mi vida de UTE, de Ctera, de ATE y volver a la CTA me emociona. Es como volver a la casa de los viejos”. Su libro anterior, “Malas Herencias. ¿Qué dejan los gobiernos que se van?”, fue escrito en coautoría con Benjamín Hopenhayn, su “papá académico”, como lo definió. “Hacíamos un recorrido sobre qué había dejado el modelo neoliberal desde 1976 a 1983, del 83 al 89, del 89 al 99 y del 99 al 2002”.

Luego de una entrevista en 6,7,8 surgió la idea de encarar un nuevo trabajo sobre la gestión de Néstor y Cristina, con la continuidad de aquel libro pero con la idea de desarrollar las “Buenas Herencias” de estos gobiernos. “Esta es la mejor herencia democrática desde el 83 para acá y en el 2016 no hay que hacer ningún ajuste”, sentenció Barrios y argumentó: “El libro lo que pretende es ser un instrumento de política para presentarlo en todo el país y argumentar que el pueblo argentino en el 2016 no tiene por qué sufrir ningún ajuste y si sufre un ajuste es porque alguien ’prostituyó’ la voluntad popular. No hay ninguna necesidad objetiva ni menos subjetiva. No sólo estos dos monstruos nos dejan la herencia de la que vamos a hablar sino que nos dejan, en una parte importante del pueblo argentino, el convencimiento de que si se quiere, si se tiene coraje, voluntad, se pueden sortear los límites que tiene el modelo desde el 2011 para acá”.

En diálogo con Prensa y Difusión de CTA, el compañero Barrios expresó: “Se está generando cierta subjetividad respecto a que la herencia que van a dejar los gobiernos kirchneristas es una herencia mala en términos económicos y que va a ser necesario, gane quien gane, un ajuste a partir del 2016. Entonces a mí me parece muy importante venir a presentar un libro que dice lo contrario, dice que Néstor y Cristina dejan una buena herencia y que hay condiciones objetivas para continuar con lo que se hizo desde el 2003 hasta ahora. Que no hay que cambiar de barco ni hay que pegar un volantazo, ni hay que hacer ningún ajuste. Hay que continuar por el mismo camino”.

- ¿Cuál es la importancia de que los trabajadores debatamos estos temas?

- Tenemos que ser capaces de estar alertas y salir a batallar porque esto no se cambie, que esto continúe porque hay condiciones objetivas para continuarlo. Los trabajadores, como siempre, tienen una agenda reivindicativa de mejores salarios. Hace tiempo que en este país los trabajadores han demostrado que tienen también proyectos de país, que pueden generar agenda y bueno, yo quiero colaborar con eso presentando este libro.

En la misma sintonía, el compañero economista resumió: “Estemos alertas, con mucha generosidad política para entender la etapa que se viene, que es una etapa muy compleja y muy difícil pero estemos predispuestos a que la historia del pueblo argentino no se va a detener ahora en 2015 y las causas populares van a estar siempre presentes. La CTA que ha estado desde su fundación, a inicios de los 90, en esa vanguardia y debería seguir estando ahí en ese lugar”.

Asimismo, el compañero Roberto Baradel destacó la importante convocatoria y recordó que también se había presentado “Buenas Herencias” en Tecnópolis, de la mano de Suteba, y los/as compañeros/as “quedaron enganchados”, y agregó: “Cuando hablamos de profundizar el proceso político tenemos que ver bien de dónde partimos. Si conocemos muchos derechos que hemos conquistado en estos años también es bueno conocer las bases económicas para ver qué es lo que posibilitó que esos derechos se pudieran concretar. Creo que el domingo vamos a andar bien pero después lo que viene en adelante es un desafío para todos. Más en el marco de una crisis internacional compleja y vamos a ver los actores que van jugando en el tema del proceso político. Lo que conocimos como proceso político hasta ahora no va a ser lo que va a venir después del 25 de octubre y me da la impresión que los trabajadores tenemos que tomar un rol más protagónico todavía del que tomamos en estos años para poder lograr que se profundice este proceso político”.

Los temas expuestos en la charla giraron en torno a los seis capítulos del libro, que tiene prólogo de Alejandro Vanoli, presidente del Banco Central de la República Argentina: “La visión general del período 2003-2015”, “La economía real”, “Los precios”, “El empleo y la distribución del ingreso”, “El sector externo” y “El Estado y su financiamiento”. En ese sentido, el compañero Barrios destacó: “El problema en el capitalismo hoy no es la oferta de trabajo, de cómo me ofrezco al trabajo hoy, con qué calificación, sino la demanda de trabajo, no hay demanda de trabajo. Si estamos sustituyendo crecientemente en las industrias la tecnología en el trabajo y a su vez no creamos nuevas fuentes de trabajo va a ser un problema para las próximas décadas de qué van a trabajar nuestros ’gurises’”.

Y sentenció: “En nuestro proyecto no tenemos que hablar de productividad, de eficiencia; nosotros tenemos que hablar de eficacia. Cómo organizamos nuestra comunidad de manera tal de ser eficaces en nuestro objetivo principal que es empleo para todos. No importa si para ser eficaces tenemos que subsidiar emprendimientos no eficientes. No nos debe preocupar la eficiencia sino que haya trabajo para todos. Hemos elegido al trabajo como el mecanismo de integración social. Queremos que en nuestros barrios no ingrese la palabra productividad sino derechos, ’yo quiero ejercer derechos’. Y si para ejercer derechos tengo que hacer determinada política económica la tengo que hacer. La mejor política social es trabajo para todos”.

“¿Cómo hacemos para que nuestra industria tenga mercado? Hay que generar demanda a lo que se produce. Sino estamos hipercapacitando y no se puede vender lo que se produce. Entonces alguien tiene que empezar a pensar en la demanda de la producción de los argentinos y la demanda se consigue pura y exclusivamente si los argentinos tienen plata”, exclamó Barrios. “El pueblo argentino no fuga dólares al exterior. Nosotros cuando tenemos una moneda hacemos un asadito,¿no? Compramos algo para los ’gurises’. Salimos con la ’quía’, tomamos una ’birra’. La gastamos acá", insistió el compañero.

“En el tercer capítulo del libro, después de la economía real de lo que producimos abordamos el precio de lo que producimos. La voluntad popular en nuestro país siempre estuvo extorsionada por los formadores de precios. Cada vez que viene la agenda de la distribución, que los trabajadores empiezan a apropiarse de la renta nacional resulta que hay dos o tres ’gringos’ que nos suben los precios y nos sacan eso. Muchos supermercados no respetan el acuerdo firmado con el gobierno sobre Precios Cuidados. Hay mucha gente que está haciendo la plancha con este tema que es tan importante para nosotros”.

El compañero Barrios concluyó enfáticamente: “La economía argentina es una economía muy concentrada y hay cuatro o cinco vivos que ponen los precios como se les canta. Entonces no hay forma de disciplinar a esa gente para que los precios sean en función de los aumentos de sus costos. Tenemos que fortalecer al Estado y generar la suficiente cantidad de cuadros técnicos para incorporarlos al Estado y gestionar a favor del pueblo”.

Por último añadió: “Si hay una deuda pendiente en el financiamiento del Estado Federal es la de los gobernadores. Los gobernadores no han estado a la altura de las circunstancias y la que ha estado pagando costos políticos ha sido la presidenta con las retenciones. Ellos no le han cobrado impuesto a la gente que tiene mucha plata en sus provincias. Han retrocedido en eso”.