El pasado lunes 12 de septiembre se inauguró el Encuentro Metropolitano por una Economía del Trabajo (EMET).

El pasado lunes 12 de septiembre se inauguró el Encuentro Metropolitano por una Economía del Trabajo (EMET) impulsado por la Universidad Nacional de Avellaneda, la Universidad Tecnológica Nacional - FRA, la Municipalidad de Avellaneda y un grupo de protagonistas del sector de la economía popular como la cooperativa Decosur, la cooperativa Aluvión, Cooperativa para todos todo, el Paseo de la Economía Popular Martín Oso Cisneros y la Feria Pasame un Mate.

Este encuentro contó con la participación de alrededor de 100 trabajadores y trabajadoras de cooperativas, empresas recuperadas, artesanos, emprendedores, comercios de proximidad, ferias y mercados populares. Estos diversos espacios que participaron son parte de un amplio sector de la economía cuyo motor es el propio trabajo y no del capital. Un sector que a fuerza de creatividad se abre camino en los intersticios de un capitalismo que destruye sistemáticamente fuentes de trabajo en todo el mundo.

Los participantes debatieron en talleres con la intención de caracterizar la situación política, económica, social y productiva en la cual se desenvuelven con el objetivo de construir colectivamente conocimiento, políticas y líneas de trabajo necesarias. Integrar la mirada y los aportes de la Universidad, el Estado y las organizaciones populares no sólo fue uno de los objetivos del encuentro sino que, además, esta iniciativa comenzó a tomar formar en las rondas que a lo largo de la tarde tuvieron lugar en la sede de España 350 de la Universidad Nacional de Avellaneda.

En el cierre del encuentro el diputado provincial por el Frente Para la Victoria Miguel Funes subrayó: “acá estoy por una cuestión de clase, me siento ante todo un trabajador. Los compañeros artesanos, cooperativistas, feriantes son mis compañeros porque ellos son parte de la clase trabajadora”. En el mismo sentido Juan Vita de la CTA insistió en que “nuestra premisa es que somos parte de la clase trabajadora, si bien no todos se paran desde ahí, nosotros estamos convencidos que los protagonistas de la economía social y popular son trabajadores”. Por su parte, Lito Borello, de la Organización Social y Política Los Pibes – CTEP, afirmó que los sujetos de la economía popular son los protagonista del último cuarto de siglo en América Latina”, al tiempo que enfatizó la necesidad profundizar la organización puesto que “sin organización popular no se podrá frenar la envestida del bloque de poder mundial. Borello, por otra parte, manifestó "que nuestra economía [popular] no es solamente para zafar, estamos convencidos de que en ella germina la posibilidad de construir una sociedad que merezca ser vivida”.

La apertura contó con las reflexiones de los economistas Santiago Fraschina y Alejandro Barrios. Ambos, economistas heterodoxos, explicaron los mecanismos a través de los cuales se desarrolla en los últimos meses una colosal transferencia de recursos de los sectores populares hacia los grupos más concentrados.

Este Encuentro no ha concluido con el panel de cierre, simplemente ha formalizado un inicio. Y este inicio ha dejado algunos interrogantes sobre los cuales seguir caminando: ¿Cuál es la potencialidad de este sector en la construcción de una sociedad más justa? ¿Sobre qué particularidades y problemáticas y sobre que desafíos es urgente comenzar a trabajar en esta etapa? Pero además, ha quedado también volando en el aire que todas las respuestas no podrán hallarse únicamente en la técnica sino que dependen en gran medida de la capacidad del sector de constituirse como un sujeto político capaz de disputar los modelos económicos, sociales y políticos sobre los cuales inscribir los proyectos colectivos de vida y de justicia social.

Portada del sitio || Enfoque || Se realizó el Encuentro Metropolitano por una Economía del Trabajo