Fuente: GEMAS - Grupo de Estudios sobre Memorias Alterizadas y Subordinadas

24 noviembre, 2017

En el día de ayer 23 de noviembre de 2017 se produjo un violento desalojo a cargo de más de 300 efectivos de las fuerzas federales a la Lof Lafken Winkul Mapu quienes se encuentran hace varios meses realizando un proceso de recuperación territorial en la zona del Lago Mascardi.

Hace varias semanas distintos integrantes de comunidades mapuche comenzaron a advertir sobre el hostigamiento que en dicho territorio se producía. Circularon cadenas de whatsap que advertían de un inminente desalojo. Sin embargo fue ayer cuando este se llevó a cabo.

A las 4 30 de la mañana distintas personas mapuche y otras pertenecientes a organismos de derechos humanos recibieron llamados con pedidos de ayuda por el ingreso violento de las fuerzas en medio de la madrugada al territorio donde se encontraban las familias. Sin embargo todo intento por acceder a la zona resultó en vano hasta pasadas las diez de la mañana. Gendarmería Nacional cortó la Ruta 40 (la que une San Carlos de Bariloche con El Bolsón) por 20 km. en dirección norte y sur. Durante más de cinco horas se impidió el acceso a la zona del desalojo, quedando la misma liberada para el accionar de las fuerzas policiales. Circularon durante este proceso un helicóptero y drones también pertenecientes a la gendarmería.

El operativo fue ordenado por el Juez Federal Gustavo Villanueva luego de una denuncia realizada por Parques Nacionales, dado que el territorio recuperado se encuentra bajo la actual jurisdicción de Parques.

Durante ese período de tiempo más de veinte micros, diez camionetas y al menos cinco motos de agua ingresaron a la zona. En este operativo se rompieron las carpas donde se encontraban durmiendo los menores de tres, dos y un año. Se secuestraron todas las pertenencias (verduras, mantas, juguetes, ropa y un kultrun imprescindible para realizar ceremonias). De acuerdo al testimonio de los integrantes de la Lof, fueron despertados con tiros y atacados a golpes, tanto las mujeres como los niños.

Alrededor de las diez de la mañana la ruta se volvió a abrir, al mismo tiempo que desfilaban en dirección a la ciudad de San Carlos de Bariloche una decena de camionetas, la policía federal trasladó detenidas a cinco mujeres junto con cinco menores de uno, dos, tres, once y dieciséis años. La última fue maniatada con precintos durante todo el camino a pesar de que le advirtieron a los efectivos de las fuerzas que era menor, ignorando también el pedido de la misma de que le devuelvan el kultrun (tambor mapuche ceremonial) que le había sido sustraído. Las detenidas fueron llevadas a la sede de la Policía Federal ubicada en las calles Tiscornia y Morales. Durante este proceso, fue detenida y desalojada de dicho territorio una Machil, autoridad tradicional Mapuche.

Dos de las mujeres fueron trasladadas- por el periodo de dos horas- al Hospital Zonal de Bariloche porque presentaban lesiones en la cabeza y en la espalda debido a los golpes recibidos durante la madrugada.

Recién a las 13 horas (luego de haber estado más de diez horas detenidas) y por el reclamo realizado por los organismos de derechos humanos, familiares y gremios se les permitió recibir comida comprada por la gente que estaba acompañándolos en los exteriores de la sede policial. No les habían ofrecido nada, y frente al pedido de vasos para tomar agua los oficiales allí presentes manifestaron que no poseían ese tipo de utensillos.

Alrededor de las veinte horas (luego de haber pasado más de quince horas detenidas), con mucha gente reunida afuera pidiendo la inmediata liberación de las mujeres y sus niños el Juez federal Gustavo Villanueva firmó la liberación.

Testimonio oral de una de las integrantes de la Lof: aquí

Comunicado público del GEMAS: aquí

Portada del sitio || Enfoque || Crónica del desalojo y represión en la Lof Lafken Winkul Mapu (Lago Mascardi)