GIF - 689.3 KB

Adherimos al acuerdo para la Nueva Policía de la Ciudad, un tema realmente sensible que precisa una discusión exhaustiva en la @LegisCABA.

13:05 - 28 septiembre 2016

Lula no necesita montajes, tiene la Lealtad de su Pueblo.

14:43 - 27 septiembre 2016

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || CTA en el homenaje a los compañeros fusilados por Aramburu

Con la presencia del intendente del partido bonaerense de General San Martín, Gabriel Katopodis; del senador Juan Manuel Abal Medina; del rector de la Universidad Nacional de General San Martín (UNSAM), Carlos Ruta; de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario; de una de las doce fundadoras de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Delia Giovanola de Califano; de los diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez y Eduardo Enrique ’Wado’ de Pedro; del diputado nacional por el Frente para la Victoria y Movimiento Evita, Leonardo Grosso, entre otras autoridades, se realizó un emotivo homenaje en el lugar donde, antaño un basural, los compañeros fueron brutal e ilegalmente fusilados por la dictadura del general Aramburu, en la madrugada del 10 de junio de 1956. Cabe resaltar la presencia en el acto del "fusilado que vive", único sobreviente en la actualidad, Juan Carlos Livraga, que el 14 de junio cumple 84 años y que inspiró la obra del periodista y escritor Rodolfo Walsh, ’Operación Masacre’.

Asimismo, se contó con la presencia de familiares y amigos de los homenajeados y organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos. Por parte de la Central de Trabajadores de la Argentina, concurrieron al evento el secretario general de CTA Hugo Yasky que dirigió unas palabras al público presente, el secretario general de CTA provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel; los secretarios generales adjuntos de CTA provincia de Buenos Aires, Raúl Calamante y Daniel Pérez Guillén, los compañeros de la Mesa Nacional de CTA Francisco ’Tito’ Nenna, Gustavo Rollandi, secretario de Organización; Carlos Girotti, secretario de Comunicación y Difusión y Pablo Masciángelo, secretario de Finanzas de Suteba.

Para dar inicio a la ceremonia, luego de los saludos de bienvenida de la locutora se entonó el Himno Nacional. Acto seguido, sobre una pantalla detrás del palco se proyectó un video en homenaje a los fusilados, donde aparece el testimonio de otro de los siete sobrevivientes que describe Walsh a partir de su investigación: Julio Troxler, asesinado años más tarde por la Triple A. A continuación, el jefe de prensa y dirigente del club social y deportivo Central Ballester, Ezequiel Rodríguez, fue invitado a subir al escenario para dar a conocer la camiseta que él diseñó para el equipo y que obsequió a cada uno de los familiares de los compañeros homenajeados. La remera tiene en el pecho el dibujo de un hombre con los brazos extendidos, que es apuntado por dos pelotones de fusilamiento. "La imagen denota que el hombre morirá heroicamente defendiendo sus ideales", describió la locutora y agregó que la camiseta fue declarada de interés por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

Los oradores del acto fueron Gabriel Katopodis, intendente de San Martín; el diputado nacional Leonardo Grosso; el secretario general de CTA, Hugo Yasky y el sobreviviente de los fusilamientos, Juan Carlos Livraga.

Intervención del secretario general de CTA, Hugo Yasky:

Compañeras, compañeros y especialmente a las compañeras y compañeros que han recibido reconocimiento por ser la parte viva de esta historia. Le quiero agradecer primero a mi amigo, el intendente de este distrito tan obrero, tan trabajador, porque da la oportunidad de que un representante de los trabajadores esté siendo parte de este homemaje. Recién lo escuchábamos, eran compañeros trabajadores de distintos gremios que ese día pensaban salir a la calle a vivar el regreso del general Perón, a vivar el fin de la dictadura que fue una dictadura contra las conquistas sociales, porque la oligarquía de este país nunca perdonó ni a Perón, ni a los peronistas, ni a la clase trabajadora haber construido la dignidad para nuestro pueblo y hoy los que gobiernan en nombre de la modernización, en nombre del sinceramiento aplican las mismas políticas de hambre que siempre la oligarquía, que siempre la clase dominante reservó para los trabajadores. Por eso, hay que construir la unidad para que el pueblo vuelva a gobernar este país pero para eso hay que construir la unidad de las centrales sindicales, de los movimientos sociales para ganar la calle y derrotar en la calle a los que quieren con tarifazo, con aumentos, con hambre, hacer que agachemos la cabeza.

Compañeros y compañeras, el mejor homenaje a estos luchadores, a estos fusilados, es tomar sus banderas, ponerlas en alto y ganar en la calle la dignidad de un pueblo que no se va a arrodillar nunca ante la oligarquía, ante el imperialismo y ante los que quieren que el hambre sea lo que gobierne en la Argentina. Fuerza y como decía don Atahualpa Yupanqui, la flecha está en el aire.
¡Vamos a vencer!
¡Viva la clase trabajadora!
¡Viva el pueblo peronista!
¡A pelear por la dignidad de nuestro pueblo!
Gracias.

En tanto, sonriente y notablemente emocionado, Juan Carlos Livraga, dirigió unas palabas a los presentes. Habló en primera y tercera persona para brindar su testimonio en vida: "Muy buenas tardes. Para mí muy, muy, muy buenas tardes. Vengo de lejos, donde me desterraron hace 51 años, pero desde el año 2006, Juan Carlos Livraga, que pudo volver, tengo que dar homenaje a tanta gente, hombres que tenían una ilusión, un ideal y perdieron la vida. Quiero dedicarles a ellos todo mi corazón y a ustedes, por haber venido y recordar. Mañana van a ser 60 años que Juan Carlos Livraga cumple su segunda vida. El 14 de junio cumplo mis primeros 84 años de vida. Señores, quisiera decir mucho pero no puedo. Mis lágrimas quieren salir porque esto es emotivo. Me llevo grabado en mis ojos, en mi corazón, en mi cuerpo el cariño de todos ustedes. Y digo y sostengo: el año que viene estoy de vuelta. Muchas gracias".

Los nombres de los fusilados son Carlos Alberto Lizaso, Nicolás Carranza, Mario Brión, Vicente Rodríguez, Francisco Garibotti, Aldo E. Jofré y Miguel Ángel Mauriño. Por su parte, el diputado nacional Leonardo Grosso rememoró a Elena Carranza, hija de uno de los fusilados, militante de Derechos Humanos y de la causa popular, fallecida en octubre de 2013. Asimismo, agregó: "Estos fusilamientos significan dos cosas. Primero el odio gorila, la violencia, ese odio contra los trabajadores. Esos disparos que recibieron los compañeros eran disparos pero también eran disparos contra los derechos de los trabajadores, en contra del aguinaldo, en contra de las vacaciones, en contra de todo avance que había tenido nuestro pueblo con Perón y Evita. Entonces significaba primero ese odio y después la voluntad del régimen en ese momento, de la dictadura, de borrar la historia. Compañeros, 60 años después estamos acá. No pudieron borrar la historia, nunca la van a poder borrar porque el pueblo se organiza y avanza. 60 años después lamentablemente vuelve a haber olor a rencor, a revancha, a venganza. La venganza de los gorilas, compañeros. Querían ir contra el gobierno de Perón y contra el gobierno de Evita. En realidad contra los derechos que se habían conquistado. Ahora van contra Néstor y Cristina. Quieren ir en contra de los derechos que hemos conquistado en estos doce años. Compañeros, necesitamos conciencia. Este acto no tiene que ser un homenaje, tiene que ser un compromiso de todos los que nos decimos militantes peronistas, para construir la unidad necesaria para ganarle a Macri en el 2017 y en el 2019 y volver a traer a la patria la felicidad del pueblo y los trabajadores. Por los mártires, por los que militan, por los que militaron y por el futuro de la patria, compañeros y compañeras, ¡no nos han vencido!".