Con la presencia de organizaciones sociales, políticas, gremiales y estudiantiles, ambas CTA rindieron honor en el Obelisco al Comandante Fidel Castro, fallecido el viernes 25 de noviembre en La Habana, Cuba, a los 90 años.

El 25 de noviembre, fecha en que falleció el líder cubano, coincide con la salida del yate Granma desde Tuxpan, México, para emprender la gran gesta revolucionaria junto a Ernesto ’Che’ Guevara, Camilo Cienfuegos y Raúl Castro, con un total de 82 hombres integrantes del Movimiento 26 de Julio liderados por Fidel Castro Ruz.

En la Plaza de la República, frente al Obelisco, centro emblemático de la Ciudad de Buenos Aires, se realizó un acto que tuvo como orador al cubano Armando Guerra, funcionario del ICAP (Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos), organismo de solidaridad en Argentina y Uruguay. El presentador fue el periodista de Telesur, escritor y ex combatiente de Malvinas, Edgardo Esteban, que resaltó la necesidad de trabajar para construir un nuevo Granma para “navegar hacia nuevos horizontes, caminos y destinos con la ilusión de llegar, desembarcar y cruzar como parte de ese proceso iniciado por el Comandante Fidel Castro”.

A su vez, el integrante del ICAP, Armando Guerra, describió: “Los carteles que aquí mismo están dicen qué representa Fidel, no sólo para nosotros los cubanos sino para los pueblos de América Latina, para los pueblos del mundo entero que luchan por una causa justa. Creo que esa es la mejor enseñanza que nos ha dejado el Comandante, que ha desaparecido físicamente pero que seguirá presente en todas las batallas que libremos en cualquier parte del mundo”.

Las muestras de solidaridad hacia el pueblo cubano y hacia el Comandante Fidel Castro Ruz se han expresado a lo largo de estos días. En la sede diplomática hay cinco libros dispuestos en dos mesas grandes para dejar un mensaje de condolencia y plasmar el apoyo al Comandante. Cientos de argentinos ya se han acercado y podrán seguir haciéndolo hasta el viernes 2 de diciembre. “El Comandante nos enseñó también el valor de la solidaridad y eso lo hemos encontrado en esta patria, en este movimiento argentino de solidaridad con Cuba que aquí está representado también por todos ustedes”, agregó Guerra.

“El Comandante va a seguir navegando siempre en el Granma, en el que lo llevó a Cuba en el año 56 que le dio más tarde la victoria, como ha navegado todos estos años a la Revolución con todas las cosas que ha logrado hacer no sólo por Cuba sino por el mundo entero. Creo que es muy importante que mantengamos viva la lucha siempre con las enseñanzas y las ideas del Comandante. Cada vez que tengamos alguna duda, volvamos a su trabajo y a sus reflexiones, ahí encontraremos la fuente necesaria para alcanzar la victoria. A eso nos enseñó el Comandante, a luchar y a vencer”.

Además, el funcionario del ICAP se refirió al significado de Fidel para los pueblos hermanos. “La mayoría lo consideramos un padre. Ese padre que se pierde en un momento pero que siempre se queda con su ejemplo. Ese ejemplo de Fidel, estamos convencidos los cubanos que no sólo será ejemplo para nosotros, será ejemplo para las futuras generaciones de cubanos y para las futuras generaciones de luchadores que en cualquier parte del mundo defiendan una causa justa”.

“Es muy difícil a veces decir en pocas palabras lo que significa Fidel. Significa mucho en nuestro país, para los niños, para las mujeres, para los trabajadores, para los artistas, para los deportistas. Cada vez que hay una victoria en el deporte los deportistas se la dedican a Fidel. Cuando se obtiene algún logro en la Revolución, todo el mundo piensa en Fidel, en lo que hizo Fidel para poder alcanzar ese logro. Por eso es que Cuba hoy tiene las cosas que tiene, disfruta de las cosas que en muchos lugares muchos pueblos no pueden disfrutar, y por eso es que Cuba sigue abogando en que un mundo mejor es posible. Eso es lo que nos enseñó Fidel, que un mundo mejor es posible y por eso tenemos que seguir batallando”.

Para concluir el compañero Guerra Funcasta compartió las palabras sobre el concepto de Revolución que el líder cubano pronunció ante miles de cubanos en la Plaza de la Revolución el 1ro de Mayo de 2000. "Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo".

Por parte de CTA de los Trabajadores, estuvieron presentes en el acto Hugo Yasky, secretario general; Pedro Wasiejko, secretario general adjunto; Gustavo Rollandi, secretario de Organización; Carlos Girotti, secretario de Comunicación; José ’Chapu’ Urrelli, secretario de actas y coordinador nacional del MTL; Cecilia Martínez, Mesa Nacional CTA; Raúl Calamante, secretario general adjunto de CTA provincia de Buenos Aires; Sonia Alesso, secretaria general de Ctera; Eduardo Pereyra, secretario de Relaciones Internacionales de Ctera; Elisa Semino, secretaria de Comunicación de Suteba; Pablo Masciángelo, secretario de Finanzas de Suteba; Julio Ceresa, secretario de Promoción Social de Suteba; Esteban Sueyro, secretario de Organización de UTE; Manolo Sueiro, secretario general adjunto de ATE Capital, y Carlos De Feo, secretario general de Conadu, entre otros referentes.

La ex embajadora de Argentina en Cuba, Juliana Marino, dedicó unas palabras a CTA de los Trabajadores en el marco del homenaje a Fidel:

“Por supuesto no podía dejar de venir y menos ahora dejar de hablarles a los trabajadores de la CTA, con todo respeto, que los conozco movilizados, combativos, leales a las causas revolucionarias, nacionales y populares de los pueblos, y este homenaje de Fidel es tan merecido que deberíamos hacerle uno por día. Estoy hablando con compañeros, algunos viejos compañeros, otros muy jóvenes, y todos sienten una orfandad muy grande y un agradecimiento grande a ese Comandante que por mucho más de 50 años nos mostró el camino, nos guió, se jugó, dio el ejemplo, la mayor de las coherencias en relación a la solidaridad, a la protección de los pueblos sufridos; todo ese concepto, el internacionalismo que Fidel contagió a muchos de nosotros ya desde la década del 70, merece que estemos hoy acá en este homenaje muy sentido y que se reproducirá todos estos días de distintas maneras así que un saludo a los trabajadores de la CTA, a los que sigo muchísimo en relación a las luchas anteriores y a las actuales”.

-Además del intercambio de cartas, ¿Conoció personalmente a Fidel?

- Lo vi en Argentina, en una reunión un poco más pequeña cuando era diputada. Allá no porque cuando yo llegué Fidel ya estaba enfermo y en el año 2006 ya no recibía prácticamente sino que a los presidentes, altas personalidades, referentes internacionales. Tuve oportunidad de conocerlo a través del pueblo cubano porque por donde anduve en mi tarea diplomática, en las invitaciones a los pueblos, a los centros de trabajo, de investigación, a las escuelas, en todos lados había una anécdota, había alguien de la vieja guardia y sino los jóvenes, y había carteles ’por acá estuvo Fidel’ y ’Fidel sugirió que en vez de investigar esto investigáramos lo otro’. Y además casi todos esos carteles, esos recordatorios tienen que ver con el Fidel que caminaba en la década del 90 en la peor situación de Cuba, del ’período especial’, donde no había siquiera para comer y sin embargo él estaba proponiendo un país con desarrollo científico y con cultura. Así es que no tuve la fortuna de verlo tan seguido pero sí esa carta que atesoro por supuesto y lo que el pueblo cubano me decía. Ahora mismo yo escribí a mis amigos y amigas dándoles las condolencias y me devolvieron unas frases preciosas diciéndome que el dolor era insoportable, que por suerte el que había dado la noticia era Raúl porque sino a otro no le hubieran creído, porque todos pensaban que esto nunca iba a ocurrir, y uno los ve marchando hacia la Plaza de la Revolución a rendir su homenaje. El pueblo y Fidel es una misma cosa y yo creo que el pueblo argentino está dando una demostración muy grande de su apoyo, de su afinidad con la revolución cubana y de su adhesión. Y por supuesto, la embajada diplomática que está yendo no es la que a mí me gustaría, pues creo que podría haber tenido más alto nivel si acá hubiera más dignidad para tratar los temas internacionales. Pero la demostración de apoyo al pueblo cubano la está dando el pueblo argentino yendo a la embajada a firmar el libro de condolencias que yo invito a toda la gente, porque los libros de condolencias son la demostración de la amistad y el amor entre los pueblos.

Asimismo, en diálogo con CTA Comunica, Armando Guerra Funcasta, funcionario del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, definió: “Fidel siempre ha estado al lado de todas las luchas y principalmente a favor de los trabajadores. Creo que las primeras transformaciones que hizo la Revolución, las hizo en función también de los trabajadores, no sólo de los campesinos, por eso se dice que era una Revolución para los campesinos y para los trabajadores. Siempre él confió mucho en los trabajadores. Todas las tareas y el desarrollo del país estaban en mano de los trabajadores y del campesino y esa confianza que tuvo Fidel en ese pueblo quedó demostrado y ha sido demostrado a lo largo de los años".

-¿Cómo va a continuar el Socialismo en Cuba?

- Siempre va a continuar el Socialismo. La definición de Revolución que acabo de leerles a los amigos aquí lo aclara. Nosotros haremos las transformaciones que sean necesarias pero para garantizar un mejor Socialismo, un Socialismo más sostenible y un Socialismo que nos permita seguir brindando más solidaridad de la que hemos logrado brindar hasta hoy.

Portada del sitio || La Central || CTA homenajeó a Fidel en el Obelisco