Iván Wrobel, secretario de Derechos Humanos de ATE Capital, fue golpeado por tres hombres que no le robaron nada. Ocurrió a dos cuadras de su casa, cuando volvía de Esquel. Había viajado junto con una comitiva de Derechos Humanos para interiorizarse de la situación represiva que sufre la comunidad mapuche de Cushamen y a exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado.

El secretario de Derechos Humanos de ATE Capital, Iván Wrobel, denunció que fue atacado a golpes por tres hombres, pocas horas después de haber regresado de Esquel junto a la comitiva de organismos de derechos humanos que fue a interiorizarse sobre la situación represiva que sufre la comunidad mapuche de Cushamen y a exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado.

"¡Es ese!", llegó a escuchar Wrobel el viernes por la noche, cuando estaba a dos cuadras de su casa antes de ser golpeado por tres jóvenes que lo atacaron sin robarle nada.

Wrobel sufrió lesiones leves, ya que reaccionó para defenderse, pero realizó la constatación de las lesiones en un hospital para presentar la denuncia por el ataque. Ante estos hechos, el Comité por la Libertad de Milagro Sala, que integra el secretario de ATE, emitió un comunicado para repudiar la agresión, expresar su solidaridad y exigir "a las autoridades que encuentren de manera urgente a los responsables".

"No es el primer hecho de violencia contra referentes de derechos humanos, de organizaciones populares y militantes políticos desde que asumió Mauricio Macri, que han ido de la mano con la creciente violencia institucional que han sido directamente proporcionales a las políticas de ajuste implementadas por este Gobierno", advirtieron desde el Comité.

Wrobel viajó a Esquel junto a la comitiva integrada por otros organismos sindicales y de derechos humanos, como Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Politicas, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e Hijos. La comitiva exigió en la ciudad patagónica la aparición con vida de Santiago Maldonado, mantuvo reuniones con la familia y amigos del joven y solicitaron audiencias con el juez federal Guido Otranto y la fiscal Silvina Ávila, quienes tienen a cargo las causas de hábeas corpus y desaparición forzada de Santiago, pero sólo la secretaria Ávila recibió a los organismos.

Portada del sitio || Enfoque || Denuncian un ataque contra dirigente de DDHH de ATE