GIF - 689.3 KB

Pareciera que en vez de un país @mauriciomacri preside un simulacro a escala de la Argentina, que los asesores le inventan.

14:54 - 23 septiembre 2016

Con @CFKArgentina, tras la fructífera reunión hoy en el @inst_PATRIAar entre la ex Presidenta y la Mesa Nacional de la @CTAok.

14:51 - 23 septiembre 2016

Mientras tanto en el Central Park de Nueva York, el Presidente de la Nación se mostró sumamente preocupado por la Inflación y los Despidos.

14:47 - 23 septiembre 2016

Dirigentes de la Mesa Nacional de la @CTAok nos reunimos hoy con @CFKArgentina para discutir la Problemática Social, Económica y Laboral.

14:45 - 23 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Presidente del Senado de Bolivia visitó la CTA

El presidente de la Cámara de Senadores de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, compañero José Alberto Gonzáles Samaniego, visitó hoy la CTA de los Trabajadores y mantuvo una reunión con nuestro secretario general, compañero Hugo Yasky en un renovado gesto de amistad del gobierno que encabeza el presidente Evo Morales para con la CTA y, al mismo tiempo, un respaldo solidario a las reivindicaciones que las compañeras y compañeros nucleados en la Central venimos sosteniendo.

Asimismo estuvieron presentes los compañeros Sixto Valdez Cueto, cónsul de Bolivia en Rosario, Santa Fe; Ramiro Tapia, cónsul en Buenos Aires; Valentín Herbas, vicecónsul en Buenos Aires; y los compañeros de la Mesa Nacional de CTA Gustavo Rollandi, secretario de Organización y Carlos Girotti, secretario de Comunicación y Difusión.

En nota realizada a José Alberto Gonzales Samaniego, Presidente del Senado del Estado Plurinacional de Bolivia, expresó lo siguiente:

Muy interesante la reunión con los compañeros de la Mesa Nacional de la CTA. Hemos intercambiado algunas experiencias vinculadas a la coyuntura. Los temas que se están viviendo en la Argentina a partir de la llegada del nuevo presidente.
Les hemos contado lo que está pasando en Bolivia. Como ustedes saben, nosotros el 21 de febrero tenemos un referéndum donde se podría dar curso a una modificación de la Constitución, que es un permiso que le piden Evo, Álvaro, al pueblo, para poder participar en las elecciones en el 2019.
Hemos hecho una agenda para poder seguir trabajando, estrechar las relaciones. Nosotros tenemos la intención que en determinado momento Hugo Yasky y algunos compañeros puedan ir a Bolivia para poder justamente seguir compartiendo esas experiencias. Ver lo que está pasando con este proceso y obviamente la posibilidad de que se estrechen los vínculos entre las organizaciones sociales de Bolivia, aglutinadas en la Central Obrera Boliviana, el Consejo Nacional para el Cambio (Conalcam). Los desafíos que van a venir por delante son muy importantes y es necesario que los movimientos sociales, las organizaciones sociales orgánicas, estén vinculadas.
El proceso de integración, la diplomacia de los pueblos también pasa necesariamente por los movimientos sociales. Nosotros que somos de esa cultura, hemos venido a alentar esa perspectiva.

Prensa y Comunicación: ¿Qué posibilidades hay que se haga esta modificación y el Presidente pueda postularse?

Pasa por la decisión del pueblo. Nosotros el 21 de febrero tenemos justamente el referendo y va a ser el pueblo que con su voto va a decidir si acepta o no que se modifique la constitución política del Estado. Por eso nosotros hablamos de un permiso. Lo que hace el presidente Evo es decirle al pueblo: ¿Me permiten que yo me repostule en 2019? Esa es la petición, y el pueblo el 21 de febrero va a decir que sí o que no.
Si gana el sí, se irá adelante con esa modificación de la Constitución y eso representará que el presidente Evo (Morales) y el vicepresidente Álvaro (García Lineras) podrán repostularse en las elecciones del 2019. Caso contrario, la posibilidad del proyecto de modificar la Constitución y permitir esa repostulación quedaría archivada.

Prensa y Comunicación: Hace poquito se cumplieron diez años del mandato del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, compañero Evo Morales. ¿Cómo fueron los festejos? Estuvieron en Tiwanaku.

El Presidente fue a agradecer, porque nosotros somos agradecidos con nuestra Pachamama, con nuestros Achachilas, los Apus, todas esas fuerzas que confluyen en Tiwanaku y allí estuvo precisamente el presidente Evo, como había estado el 21 de enero de 2006, un día antes de asumir, justamente como Presidente de la entonces República de Bolivia. Lo que hizo ahora es ir a agradecer a la Pachamama por la fuerza que le ha dado. Por todos los éxitos que hemos tenido durante estos diez años, y obviamente, me imagino yo, en el fuero interno pedirle que le dé la oportunidad de poder continuar gobernando nuestro país y encabezando y conduciendo este proceso revolucionario, democrático y cultural que vivimos. Fue una celebración muy emotiva, como fue muy importante el discurso del día siguiente del 22 de enero, ya en el ámbito de la Asamblea, donde el Presidente hizo un balance de estos diez años de cambio en Bolivia, con un eje transversal, que es el de la estabilidad. Se ha logrado por fin en Bolivia, tener un período largo de estabilidad económica, política, social, merced a algunas medidas, como la nacionalización de los hidrocarburos, que ha posibilitado que el Estado tuviera más recursos, esos recursos que se llevaban las transnacionales petroleras y ahora quedaron en manos del Estado boliviano que con un criterio, para mi gusto, muy correcto, lo que hizo fue distribuir una parte de esos excedentes, de esos importantes recursos que antes se llevaban las petroleras y ahora son nuestros, apoyar el aparato productivo, una parte en infraestructura, carreteras, caminos, hospitales. Apoyar para que Bolivia empiece a darle valor agregado a sus productos de exportación, el gas, por ejemplo. En dos años aproximadamente empezamos a producir plástico duro, plástico blando, cosas que Bolivia jamás hubiera imaginado hacer, porque obviamente el negocio era de las petroleras y nos hacían creer que el gas era nuestro pero mientras estaba bajo la tierra. Cuando el gas salía de la tierra era de ellos y nosotros nos quedábamos con las migajas.
Entonces, esa medida ha permitido: primero potenciar el sector productivo del país; segundo, infraestructura y el tercero, que nosotros lo vemos como un elemento fundamental, la redistribución. La posibilidad que a través de bonos, … yo creo … ya derechos de la gente, el Juancito Pinto, por ejemplo, a todos los niños que completan el año escolar, se les da incentivo. Con esto bajó la deserción escolar, se dinamizó la economía, se incorporó importantes recursos al mercado. El bono Juana Azurduy, que es para las madres embarazadas y para los niños hasta dos años, bajó la mortalidad infantil, la mortalidad materna; tercero, la Renta Dignidad para los abuelos, personas mayores de 60 años que cobran un monto, que para mucha gente significa el único ingreso que tienen al año. Entonces ese mecanismo que ha repercutido, por ejemplo en una tarifa solidaria para la energía eléctrica. Aquí creo que están a contrapelo. Allá estamos pensando que los más pobres tienen que ser subvencionados por los más ricos, con el tema eléctrico. Aquí parece que viene un ajustazo bastante duro y como ésas otras medidas que han hecho que la plata que antiguamente se concentraba en pequeños grupos, que se lo llevaban las petroleras, ahora circule y le llegue a esa gente a la que nunca se la había tomado en cuenta para distribuir la riqueza. Este es un elemento fundamental que ha permitido que la economía haya tenido este ritmo de crecimiento. Estamos hablando de un 5% de crecimiento del PIB y otro elemento fundamental que también ha sido parte de la evaluación es el proyecto constituyente.
Vivíamos en una República, en una Bolivia que prácticamente, quienes habían escrito la Constitución eran esas elites, esos grupos dominantes, que habían ignorado por completo a la gran mayoría de la población boliviana. Pues, los jubilamos a todos ellos e hicimos una nueva constitución política del Estado que incluye a todos, una Constitución que nos pone a todos los bolivianos y bolivianas en igualdad de condiciones ante la ley, que reconoce las formas de relacionamiento social, político religioso de 36 nacionalidades en nuestro país, y que ha permitido que definitivamente se firme un nuevo contrato social, que por ejemplo, esa suerte de pre guerra civil en la que vivíamos hasta el 2003, se disipe y hoy vivamos todos tranquilos, reconocidos y cumpliendo las normas como debe ser. Yo creo que han sido momentos muy especiales. Diez años es un récord. Ningún presidente en la historia boliviana había logrado estar en forma continua durante diez años, y bueno, nos ha llenado de mucha satisfacción ver que esos diez años no han desgastado la imagen del Presidente. Sus niveles de popularidad siguen cercanos al 60, 70%. Es una figura que muchos no terminan de entender, y yo creo que está emparentada con el bienestar de la gente y con la estabilidad. Hoy la gente puede planificar, organizarse, puede sacar créditos, en fin, está incorporada en el mercado de una forma o de otra, y eso ha sido a partir de la decisión de que el Estado asuma un rol protagónico. No dejar todo librado a la iniciativa de las empresas privadas, de las transnacionales, peor aun, sino decidir que el Estado, creemos nosotros debe tener un rol fundamental de administrador de los bienes, los servicios y los sectores estratégicos del Estado. No simplemente un mirón o una especie de árbitro, que ni siquiera tiene un pito para tocar, o una tarjeta amarilla o roja para sacar, entonces creo que ésas son las explicaciones de por qué nuestro Presidente en estos diez años ha logrado seguir manteniendo esta imagen y obviamente tenemos diez años por delante. Esperamos que en el referendo pueda ganar el Sí para garantizar que esto pueda continuar con la conducción de Evo y Álvaro, que desde nuestra lectura, son los únicos que pueden garantizar el cumplimiento.
La Agenda 2025, que tiene 12 pilares: cero pobreza extrema; servicios básicos para todos; Bolivia, corazón energético de América Latina, de Sudamérica; Bolivia industrializando sus recursos naturales; Bolivia a la vanguardia en el tema tecnológico. En fin, una serie de objetivos en los cuales estamos trabajando, y se han echado ya las bases en estos primeros diez años. Son objetivos muy caros al sentimiento boliviano que van a depositar a Bolivia, sin duda, en un escenario muy distinto al que tenía hace diez años cuando era el limosnero de la región. Era el país de los pobrecitos, de los mendigos, que salíamos a pedir de rodillas para que nos ayudaran a salvar la situación. Hoy Bolivia es otro país y se lo debemos sin duda a este proceso de cambio, a Evo, al conductor de este proceso y al pueblo boliviano.