GIF - 689.3 KB

Pareciera que en vez de un país @mauriciomacri preside un simulacro a escala de la Argentina, que los asesores le inventan.

14:54 - 23 septiembre 2016

Con @CFKArgentina, tras la fructífera reunión hoy en el @inst_PATRIAar entre la ex Presidenta y la Mesa Nacional de la @CTAok.

14:51 - 23 septiembre 2016

Mientras tanto en el Central Park de Nueva York, el Presidente de la Nación se mostró sumamente preocupado por la Inflación y los Despidos.

14:47 - 23 septiembre 2016

Dirigentes de la Mesa Nacional de la @CTAok nos reunimos hoy con @CFKArgentina para discutir la Problemática Social, Económica y Laboral.

14:45 - 23 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || “Hay un tema político que poco tiene que ver con el atentado a la AMIA”

Dice que la solicitada en la que se pide la destitución de Rafecas es un “avance sobre el Poder Judicial” y manifiesta su preocupación por la lentitud por el juicio por el encubrimiento que se está realizando actualmente.

Diana Malamud es referente de Memoria Activa, la agrupación de familiares de víctimas del atentado a la AMIA que desde que estalló la bomba, hace 22 años, reclaman saber la verdad y que haya justicia. Y que también desde el principio denunciaron las irregularidades de la investigación, el intento de desviarla y encubrir los delitos que se iban sumando en el expediente. Malamud dice que desde hace años la causa se vio envuelta “en una serie de tejes y manejes políticos” y que “se ha hecho uso y abuso de los muertos de la AMIA”. El último es la solicitada que reclama la destitución del juez federal Daniel Rafecas por haber archivado la denuncia en la que el fiscal Alberto Nisman acusaba a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller Héctor Timerman por encubrimiento. “Me sorprende toda esta gente que firma la solicitada ¿de dónde salió? ¿cuándo se enteró que hubo un atentado a la AMIA?”, se pregunta. Considera que el texto es “un avance sobre el Poder Judicial” y también se preocupa por el encubrimiento por el que se está juzgando al ex presidente Carlos Menem, al ex secretario de la SIDE Hugo Anzorreguy, al ex juez Juan José Galeano y al ex presidente de la DAIA Rubén Beraja, entre otros. “Está totalmente invisibilizado”, sostiene.

–¿Se sorprendió al leer la solicitada?

–En lo personal me preocupa el modo en que se hacen estas cosas. Me parece que es un avance sobre el Poder Judicial grave. Imagino que mucha de la gente que firma esta solicitada no tiene mucha idea de los fundamentos de Rafecas o de la denuncia de Nisman. En nuestra causa nos vemos envueltos en una serie de tejes y manejes políticos que no tiene que ver con la causa AMIA. Se ha hecho uso y abuso de los muertos de la AMIA. Es una causa que ha sido vapuleada, manipulada. A 22 años estamos sin justicia, en una absoluta impunidad. Y eso también tiene que ver con esto, con los tejes y manejes de la justicia y de todo un poder político y económico detrás que ha hecho y ha avalado la impunidad. Y me preocupa más allá de la causa AMIA. ¿Qué garantías tiene uno como ciudadano?

–¿Cuál es el estado del juicio por encubrimiento del atentado?

–Es importante la poca visibilidad que tiene este juicio. Si tenemos en cuenta a quienes se está juzgando... debiera ser un hecho trascendental pero está en la oscuridad, en el sótano de Comodoro Py, literal. Se está juzgando a la Justicia y al poder político. Se está juzgando todo lo oscuro que sucede en muchas causas en nuestro país. Me preocupa, además, la lentitud del juicio. Llevamos un año y un mes y pasaron 50 testigos nada más. Las audiencias son una vez por semana y se cita a un solo testigo. El jueves empezamos a las diez y media de la mañana y terminamos a las doce. Al paso que vamos faltan dos años más. Pero las maniobras de encubrimiento salen a la luz, cuando los testigos hablan y cuando no. Hay un pacto de silencio entre los empleados del juzgado y de la fiscalía que sorprende. Todos se escudan en que eran jóvenes y es patético porque muchos de ellos siguen siendo funcionarios de la justicia y muchos con puestos altos.

–¿Ve una similitud con cosas que estén pasando ahora? Ustedes denunciaron un retroceso en el control de los fondos reservados.

–Por supuesto. Parte de esta maniobra delictiva se consumó porque existían los fondos reservados de la secretaría de Inteligencia, sobre los que nadie tiene que rendir cuentas. Estas cosas debieran ser modificadas. Tuvieron un pequeño avance con una modificación del año pasado, pero otra vez volvieron para atrás.

–¿El Gobierno les dio alguna respuesta?

–No. Nos dijeron algo sumamente vago, no explicaron, hablan de mecanismos de transparencia pero no explicaron cuáles eran.

–La investigación sobre el atentado ¿en qué estado está?

–Los fiscales sacaron un informe sobre el trabajo que hicieron desde que asumieron. Entiendo están acomodando el desastre que era esa unidad fiscal. No se hizo nada nunca. Está el tema del muerto 85.

–¿Por qué no se hizo antes la identificación de la víctima 85?

–Muestra que había un cadáver que a nadie le importó. Es bochornoso. Galeano le había dado autorización al FBI para que se llevara tres dedos y no hay ninguna respuesta sobre qué hicieron con eso. Es de locos. Así como hicieron esto hicieron todo lo demás. Todas las pruebas se contaminaron o se usaron mal. El documento de esta persona había aparecido en los escombros. Es un caso paradigmático, plasma el desastre que hicieron por 20 años. Pasó tanto tiempo que difícilmente hoy se pueda conseguir mucho.

–Esa unidad fiscal estuvo a cargo de Nisman. Después de su muerte desde algunos sectores se quiere rescatar su figura.

–Ahí es donde ingresa el trasfondo político. Pasa Nisman a ser un mártir y a nadie le importa que hizo poco y nada en la causa durante diez años. Ni a los que piensan que es un mártir ni a los que piensan que es lo peor. Nosotros veníamos denunciando lo que ocurría en esa fiscalía desde años. Hizo cosas que me ofenden como familiar.

–¿A qué se refiere?

–El dinero que era para investigar la causa, Nisman lo usó para fines personales. Es vergonzoso.

–¿Cuál fue su posición sobre la firma del Memorándum?

–El Memorándum nunca existió. Nunca se firmó. A lo mejor era un instrumento, a esta altura no sé qué quisieron hacer con eso. Pero no tiene importancia. El tema no es el Memorándum, el tema es el trasfondo político de cómo se usa la causa AMIA para otros fines.

–¿Para qué fines lo están usando ahora?

–En contra del gobierno anterior, claramente.

–¿Y el avance contra Rafecas? Tampoco es un juez identificado completamente con el gobierno anterior, de hecho, en su momento también fue criticado por sectores del kirchnerismo.

–Evidentemente hay una prepotencia de que juez que no me gusta lo elimino, lo echo, lo saco. Y en este caso particular hay una Cámara que lo avaló. Hay instancias de apelación, hay recursos jurídicos. Me sorprende toda esta gente que firma la solicitada… ¿de dónde salió? ¿cuándo se enteró que hubo un atentado a la AMIA?