Fuente: Pàgina/12

El titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, reconoció que “no hay diálogo con el triunvirato” de la CGT y sostuvo que la única posibilidad de que se “recompongan” las conversaciones entre ellos y algunos de los dirigentes que el miércoles pasado marcharon contra la reforma laboral es que la central obrera “pueda sacarse de encima” a “algunos lastres” que integran su “mesa chica” y que aún respaldan la cuestionada iniciativa impulsada por el gobierno nacional.

“Ellos se abroquelan en esa mesa chica que es nefasta, peor que algunos miembros del triunvirato. Esa mesa tira más para atrás y más para abajo (los reclamos contra el gobierno de Cambiemos) con la lógica del mal menor”, afirmó Yasky durante una entrevista por AM 750. “Podemos recomponer una instancia de diálogo y lo haríamos. Dependerá que a algún lastre de esa mesa chica se lo puedan sacar de encima. Algunos compañeros del triunvirato antes estaban parados en otro lugar”, insistió el dirigente.

Por otra parte, volvió a elogiar la unificación entre las dos CTA, la Corriente Federal de Trabajadores y Camioneros, los gremios que hace tres días llenaron la plaza del Congreso contra la reforma laboral, y sostuvo que “ese núcleo nos permite paliar el vacío que dejaron” los sindicatos que apoyan ese proyecto.

Este espacio “se constituye un sujeto social llamado a asumir la conducción de esta lucha contra el ajuste, que solo puede tener límites si hay resistencia popular”, dijo y cuestionó también a los sectores de “la oposición que tratan de acompañar las medidas del oficialismo”. Frente a este contexto, concluyó, “lo que nos queda es la resistencia social”.

Portada del sitio || Enfoque || La CTA sin diálogo con el triunvirato