El 8M las calles del mundo fueron mujeres, disidencias y el paro feminista se sintió en Argentina y en más de 50 países.

En la ciudad de Buenos Aires fuimos quinientas mil y más de un millón movilizadas en todo el territorio nacional. Construimos cada vez más unidad de las trabajadoras organizadas. Nuestra Central, junto a la Corriente Sindical Federal, la CTA- A, sindicatos de CGT, CNCT, CTEP, CCC y Barrios de Pie, construimos este 8 de marzo una columna intersindical que llevó como bandera: “Unidad de las trabajadoras, contra el ajuste y el FMI”. Es una unidad que se consolida y crece.

Estuvimos también en las calles de todo el país, en las grandes ciudades y en las localidades más pequeñas. El rechazo a las políticas neoliberales, a la criminalización de la protesta; reclamamos la libertad de Milagro y las presas, el aborto legal, el fin de las violencias, el trabajo digno para todas, son puntos nodales de nuestros reclamos, que recorrieron todas estas jornadas.

Protocolos de Prevención

Con enorme satisfacción compartimos que, en el marco de las acciones por el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, en reunión especial de nuestra Mesa Nacional realizada el día 6 de marzo, se aprobaron dos protocolos de prevención y acción frente a la discriminación, acoso y violencia por razones de género, uno para el ámbito laboral y el otro dentro de nuestras organizaciones. Porque nuestro compromiso con una perspectiva sindical feminista, no es sólo en el reclamo de políticas de Estado en favor del pueblo trabajador, también lo es con la revisión de nuestras conductas personales e institucionales. Definimos un plan de formación para la puesta en funcionamiento de los protocolos, invitar a la adhesión de las organizaciones afiliadas, promover reformas estatutarias para su inclusión y la aprobación de los mismos en el próximo Congreso Nacional de la CTA. (adjuntamos al pie los documentos completos).

La provocación sectaria

Denunciamos una operación orquestada para romper el movimiento feminista y la movilización masiva de las mujeres y disidencias, especialmente orientada para atacar a las organizaciones sindicales que estamos luchando todos los días contra las políticas de hambre y ajuste para el pueblo.

No acompañamos el documento final porque miente cuando sostiene que nuestra Central le da la espalda al movimiento feminista. Esta CTA -como dijimos- aprobó en reunión de Mesa Nacional el 6 de febrero la adhesión al Paro de Mujeres. Todas nuestras organizaciones tuvieron diversas medidas de fuerza, como el sector docente y el estatal que hicieron paro general, además de otras modalidades en otros sectores. Pero esto no ocurrió sólo en la Capital. Hubo una estrategia montada en otros lugares del país de similares características, que quisieron coronar con una operación mediática canallesca y mentirosa. No somos ingenuas: quieren dividir al movimiento que crece y que es mirado por el mundo entero. Son sectores funcionales a la derecha y al neoliberalismo.

Nosotras vamos a responder con más unidad y organización y no nos confundimos. El enemigo del pueblo está en las políticas de Macri, Vidal, Larreta, el carcelero Morales y toda la alianza de gobierno de Cambiemos. Estamos construyendo la unidad política, sindical y social, que va en camino de construir la derrota del neoliberalismo en las urnas. Pero mucho más que eso: estamos construyendo las bases de un futuro gobierno que será nacional, popular, democrático y feminista.

Portada del sitio || Secretaría de Género || La unidad de las trabajadoras es más fuerte