El principal gremio docente consideró “ilegal” el convite de la cartera que encabeza Alejandro Finocchiaro y a la misma hora hicieron un acto en la puerta del Palacio Pizzurno.

La Central de Trabajadores de la Educación Argentina (Ctera) rechazó la primera convocatoria a una reunión que el Ministerio de Educación realizó a fines de la semana pasada a los cuatro gremios que representan a maestros a nivel nacional por considerarla “ilegal”. “Impugnamos esta convocatoria que se da amparada por un decreto violatorio de la ley nacional y exigimos que el Gobierno convoque a paritaria nacional”, explicó la secretaria general Sonia Alesso. El gremio que dirige entregó un texto en el que impugnó la reunión y advirtió que se reserva el derecho de accionar legalmente contra el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, por incumplir con sus deberes de funcionario público.

“Lo que está haciendo el Gobierno, con Finocchiaro como principal responsable, es ilegal. Deben convocar a paritarias y saben que si lo hacen nosotros vamos a sentarnos a la mesa a dialogar, como sucedió en 2016. No lo hacen porque quieren empujarnos de nuevo al conflicto”, sostuvo Alesso, luego de encabezar un acto en la puerta del Palacio Pizzurno a la misma hora en la que estaba previsto que comenzara la reunión propuesta por la cartera educativa. Acompañó a Ctera el coordinador principal de la Internacional de la Educación América Latina, Comberty Rodríguez.

A mediados de la semana pasada, el Ministerio de Educación había convocado a Ctera y los otros tres sindicatos docentes con representación nacional –Unión de Docentes Argentinos (UDA), Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y Asociación de Magisterio de Enseñanza técnica (AMET)– a participar de conversaciones dentro de la Mesa de Convenio Marco, la figura con la que reemplazó a la paritaria nacional docente, derogada vía decreto en enero del año pasado. Ese decreto eliminó la negociación del salario mínimo nacional docente, que establece un sueldo piso en todo el país y, al modificar la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo, dejó sin validez las pautas que establecían el mecanismo de la paritaria nacional docente y los aspectos que debían ser tenidos en cuenta en esa negociación.

Ctera decidió no asistir en una reunión que mantuvieron sus secretarios generales ayer a la mañana y, en su lugar, presentar el escrito con la posición del espacio. Una actitud similar tuvo Sadop, el gremio de los docentes de establecimientos privados.

A pesar de que la recomposición salarial quedó explícitamente fuera de la convocatoria oficial, los gremios que sí asistieron al encuentro expresaron su reclamo. “El Ministro no quiere, pero nosotros sí queremos hablar de aumento”, sostuvo la secretaria general de AMET, Sara García, a este diario.

Alesso apuntó que la decisión de Finocchiaro de convocar a un encuentro en el que la recomposición salarial y el financiamiento educativo están vedados a la discusión se trata de “una cuestión marketinera”. “El gobierno está haciendo marketing. Finocchiaro va a ser candidato a intendente de La Matanza y quiere hacer marketing político, quiere hacer de cuenta que arregla algo. Mientras tanto, las escuelas explotan, los chicos no tienen condiciones de educación dignas y desde el Gobierno no paran de maltratarnos a los docentes, de estigmatizarnos”, amplió.

“Esta es una reunión que confirma un decreto que viola la ley de Educación Nacional al derogar la paritaria docente nacional. Y nosotros queremos paritarias, no reuniones para la foto”, explicó a este diario el dirigente porteño de UTE/Ctera Eduardo López, otro de los oradores del acto de ayer a la tarde frente al edificio ministerial. Allí, María Laura Torre, dirigente bonaerense de Suteba, destacó el valor de la paritaria nacional docente al recordar la muerte de los dos trabajadores de la escuela de Moreno cuando explotó por una pérdida de gas: “Sirve para que os docentes podamos poner sobre la mesa la necesidad imperiosa de escuelas seguras”.

López insistió en que la “vocación” de los docentes es que “las leyes se cumplan. Todos los años que hubo discusiones paritarias nacionales comenzaron las clases. Cuando los gobiernos violaron las leyes, como en 2014, 2017 y 2018, hubo conflicto”, continuó en ese sentido. Por último, insistió en “los resultados nefastos” de la ausencia de convocatoria: “Perdimos 44 puntos de poder adquisitivo, las escuelas se caen a pedazos, el Fondo de Incentivo Docente está desfinanciado”.

El encuentro convocado por Finocchiaro coincidió además con la discusión paritaria que llevan adelante los docentes bonaerenses con la gobernadora María Eugenia Vidal, que el viernes pasado tuvo un primer fracaso. El Frente de Unidad Docente rechazó la propuesta oficial e insiste en lograr que la gobernación admita la pérdida salarial de 2018.

Fuente: Página/12

Portada del sitio || Enfoque || Por la vuelta de la paritaria nacional