Con la asistencia de más de 150 compañeras de todos los gremios convocantes, tuvimos la clase inaugural el día martes 29 de agosto.

Hubo palabras de bienvenida por parte de las dirigentes de los gremios convocantes. Las primeras palabras estuvieron a cargo de Estela Díaz por la Secretaría Nacional de Género CTA, luego siguieron Laura Sotelo de ATE Capital, Cristina Echegoyen de SUTEBA, Karina Nicoleta del SUBTE, Estefanía Aguirre por la CTERA, Roxana Rogalsky por UTE, Mónica Ameneiros de APA y una representante de FACTA. Todas destacaron la importancia de realizar esta segunda propuesta de formación, ya que el año pasado se hizo un primer seminario, y agradecieron especialmente la gran convocatoria y adhesión que despertó la iniciativa.

Inició las clases con una conferencia de Dora Barrancos, que compartió un recorrido de las principales experiencias de lucha de las mujeres en el sindicalismo. Para ellos se remontó a finales del siglo XIX, pasando por las grandes luchas de telefonistas y otros sectores a principios del siglo XX, para recorrer así experiencias generales y puntuales de las dificultades y sistemática discriminación que debieron afrontar las mujeres frente al mundo laboral y la organización sindical. Como síntesis de su recorrido histórico, Dora hizo una reflexión en especial sobre el papel de las mujeres en las crisis, destacando que la magnitud de las crisis pueden medirse en la Argentina, por la capacidad de resistencia de las mujeres. siempre protagonistas, a pesar de haber sido también históricamente invisibilizadas. Proceso que viene modificándose.

En un segundo momento Estela Díaz recordó la conformación de las uniones gremiales de mujeres sobre finales del siglo XIX, la participación de Cecilia Baldovinos en la primer Unión General de Trabajo y los recorridos desde el primer sindicalismo hacia la conquista de derechos laborales, que fueron coronados con la Sanción de la ley laboral en 1945. A partir de allí el fortalecimiento de los sindicatos, pero sobre todo la construcción de cuerpos de delegados y juntas internas, como espacios de base sindical, fueron lugares con gran presencia femenina. En sectores de la industria textil, carne, alimentación, en una parte de la metalúrgica, entre otras. Especialmente en los años sesenta y setenta, puede recorgeser mucha de esa experiencia. Algo que se evidencia en una porcentaje alto de mujeres desaparecidas y encarceladas en la últilma dictadura. Finalmente hizo un recorrido por la experiencia de la ley de cupo sindical, sus limitaciones y los debate actuales hacia la paridad. Compartiendo las iniciativas que se han llevado adelante desde la CSI y CSA.

En la última parte del encuentro, coordinado por Laura Sotelo y Belén Sotelo, se trabajó en grupos, a partir de compartir los recorridos de vida de las participantes, enlazando su historia personal con las experiencias de participación gremial de familiares. Esta parte cerró con una devolución de una persona por comisión, que tuvo momentos muy emotivos, en el recuerdo de abuelas, abuelos, padres y madres, luchadores y militantes de un sindicalismo Argentino y Regional. La migración, la experiencia indígena, la clandestinidad, la conciencia de clase trabajadoras, entre muchos otros recuerdos, no son sólo anécdotas personales, se inscriben todas en la historia sindical de nuestro país, de la que nos sentimos orgullosas, una historia que tiene presente y enormes desafíos.

Portada del sitio || Secretaría de Género || Se realizó la primera clase del Seminario Mujeres, Trabajos y Participación