GIF - 689.3 KB

Adherimos al acuerdo para la Nueva Policía de la Ciudad, un tema realmente sensible que precisa una discusión exhaustiva en la @LegisCABA.

13:05 - 28 septiembre 2016

Lula no necesita montajes, tiene la Lealtad de su Pueblo.

14:43 - 27 septiembre 2016

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Son 800 los trabajadores perjudicados frente al vaciamiento del Grupo 23

Trabajadores de Radio América, Tiempo Argentino y Grupo 23, que no cobran sus haberes ni aguinaldo desde el mes de diciembre, se movilizaron desde el Obelisco hacia la Jefatura de Gabinete de Ministros para exigir al Gobierno Nacional una inmediata respuesta frente al vaciamiento del Grupo 23.

Trabajadores de Radio América, Tiempo Argentino y el Grupo 23, que no cobran sus haberes ni aguinaldo desde el mes de diciembre, se movilizaron desde el Obelisco hacia la Jefatura de Gabinete de Ministros para exigir al Gobierno Nacional una inmediata respuesta frente al vaciamiento que se está llevando adelante en el Grupo 23 y que compromete los puestos de trabajo de 800 trabajadores de prensa y el sustento de sus familias.

Radio Central dialogó con el periodista Martín Piqué, trabajador de Tiempo Argentino y militante de La Gremial de Prensa, quien subrayó: “El conflicto ya lleva bastante tiempo. Estamos ante una situación de vaciamiento generalizado y acelerado. Esos 800 trabajadores son el total de empleados de los distintos medios del Grupo 23 que incluye, o incluía, al diario Tiempo Argentino, a Radio América, al diario de distribución gratuita El Argentino y a sus ediciones zonales, al sitio de noticias en internet Infonews, a otras radios como Vorterix, Rock and Pop, y a una serie de revistas como Cielos Argentinos y Siete Días. En cada uno de los lugares de trabajo se están llevando distintas medidas de fuerza en los últimos tiempos”.

Asimismo, Piqué detalló: “Nos manifestamos no solamente contra la patronal de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, Darío Richarte, principales accionistas del Grupo 23, también contra Mariano Martínez Rojas, que es el nuevo presunto, y digo presunto porque es una operación muy sospechosa, comprador de Tiempo Argentino y Radio América, del Grupo M Deluxe, sino que también en el caso de Tiempo Argentino estamos exigiendo que nos otorguen los Repro que es el Programa de Recuperación Productiva. Hace más de un mes iniciamos las gestiones ante el Ministerio de Trabajo para solicitarlos a través de los abogados del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Si.Pre.BA.) y de los trabajadores de Tiempo Argentino y anteayer nos enteramos que no fueron iniciados los expedientes administrativos correspondientes. Esto constituye una burla a los trabajadores”, denunció el periodista.

Cabe resaltar que el compañero Hugo Yasky, en representación de CTA, se solidarizó con los trabajadores de Tiempo Argentino y reclamó, en una carta dirigida al ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca, el otorgamiento del Repro ‘en forma retroactiva y desde el primer mes en que los trabajadores dejaron de percibir su sueldo’. “Muy amablemente fue el primero en anunciarnos que iba a acompañar nuestro pedido”. La misma iniciativa se tuvo luego desde la CTA Autónoma y las tres CGT. “También fue una muestra de solidaridad de clase que nos entusiasmó mucho a los trabajadores y ojalá esas sean señales de unidad en la lucha que, ante una situación de ofensiva general contra la clase trabajadora y sus derechos, terminen preanunciando una reunificación del movimiento obrero, más allá de las diversidades ideológicas del modelo sindical y de estilo de gestión o metodología de construcción de los gremios”, definió Piqué.

Durante la movilización, los compañeros se solidarizaron también con los 136 trabajadores despedidos del canal de televisión CN23. “Esto confirma una vez más que los empresarios antes que nada son empresarios y lo que buscan es la acumulación de capital. En el caso de Cristóbal López y la gente que lo acompaña no pueden ser definidos como cercanos a ningún proyecto mercadointernista, basado en el consumo popular, que en los últimos 12 años definitivamente mejoró las condiciones de vida de nuestro pueblo. En situaciones como estas vuelve a quedar claro que son empresarios y tienen nuestro más absoluto repudio”.

“Creemos que en los próximos días, el impacto del hecho político que para nosotros es muy significativo, que las cuatro centrales sindicales hayan acompañado nuestra presentación, va a tener algún resultado. Hasta ahora, después de este hecho, lo que sabemos es que la primera reacción desde el Ministerio de Trabajo ha sido decir que el criterio de asignación de Repro de esta gestión va a ser diferente al de la gestión kirchnerista. De alguna manera insinuaron que va a ser más restrictivo. La gestión de Cristina Fernández de Kirchner tenía como prioridad conservar el empleo, entonces en momentos de crisis económica o de depresión de la actividad lo que hacía era financiar parte de la nómina salarial de las empresas privadas para que no echaran gente. Al contrario, la política de Estado de este gobierno es disciplinar a la sociedad y a la clase trabajadora con la amenaza de que te podés quedar sin trabajo, entonces por eso están despidiendo en todos lados en el Estado y construyendo un clima para el sector privado donde los empresarios se sientan con las manos libres para despedir”.

Por último, el compañero destacó: “La responsabilidad de los sindicatos y de las centrales sindicales es enorme en la etapa que se viene. Es una etapa que hasta incluso el Papa Francisco ha llegado a comparar, en una conversación con referentes del movimiento de empresas recuperadas, con el 55, por el nivel de revanchismo simbólico, incluso en la acción que tiene este gobierno oligárquico del Pro. Uno recuerda, repasando la historia y haciendo honor a grandes intelectuales como Rodolfo Walsh, que a veces criticaba a las organizaciones políticas argentinas que conocían más de historia mundial que de la historia de la Argentina, que hay que volver a leer los libros de historia, más allá de que los procesos no se repitan linealmente. En el 55 la resistencia a ese gobierno proscriptivo que era una dictadura, la autodenominada ‘Revolución Libertadora’, fue sobretodo protagonizada por la clase trabajadora y por los sindicatos, la CGT en aquel momento, que había sido incluso muy perseguida, intervenida, etc. Creo que las centrales que existen en Argentina ahora y los sindicatos tienen una gran responsabilidad y un gran protagonismo por tomar”.