GIF - 689.3 KB

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Pareciera que en vez de un país @mauriciomacri preside un simulacro a escala de la Argentina, que los asesores le inventan.

14:54 - 23 septiembre 2016

Con @CFKArgentina, tras la fructífera reunión hoy en el @inst_PATRIAar entre la ex Presidenta y la Mesa Nacional de la @CTAok.

14:51 - 23 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || 2015: Un año de negociación colectiva difícil de superar

El pasado 20 de agosto se firmó el Acta-Acuerdo complementaria del acuerdo salarial de 2015 (ver Acta 29-5-15 ANEXO I y Acta 20-8-15 ANEXO II). Con la misma se consolida el Programa de Jerarquización Docente y se continúa con la Recomposición del Nomenclador.

Ambas mejoras se incorporan en etapas sucesivas en octubre y noviembre. De esta manera, y tal como lo anticipáramos en los debates en las Asambleas mantenidas en los meses de mayo y junio, pudimos garantizar durante 2015 un piso del incremento salarial del 30% para todas las categorías, llegando a un máximo del 30,75% para el cargo de Profesor Titular. En el caso de los Profesores Adjuntos y docentes de Colegios preuniversitarios el incremento será del 30,47%.

El 25 de agosto y con la presencia de 21 Asociaciones de Base, el Plenario de Secretarios Generales de CONADU ratificó, por unanimidad, la aprobación del acuerdo salarial 2105.

El calendario final del acuerdo y las sucesivas etapas es el siguiente:

Junio 17,4%

Agosto 10%

Octubre 1,5% acumulativo -Jerarquización Docente

Noviembre el nomenclador salarial pasa de 1,715 a 1,725

La recuperación del pico histórico

Sin lugar a dudas, el año 2015 será recordado por la homologación del CCT mediante la publicación del decreto 1246 y que, en señal de reconocimiento, fuera entregado en mano a los docentes universitarios el miércoles 1 de julio en la Casa Rosada por la propia Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en un acto cargado de simbolismos y del que pudimos participar junto a numerosos compañeros de nuestras Asociaciones de Base. Es el broche de oro de una tarea que demandó 20 años y el inicio de una nueva etapa en la que procuraremos que el piso de derechos consagrados en el CCT alcance al conjunto de trabajadores docentes universitarios en todo el territorio nacional. Sin embargo, en el presente trabajo se describe un hecho que ocurre de manera simultánea a la homologación del CCT, y que por su importancia no debe pasar desapercibido: la recuperación del valor de poder adquisitivo del pico histórico de 1987.

En efecto, desde hace unos 20 años realizo el cálculo de poder adquisitivo del salario de los docentes universitarios que acompañan los informes de cada acuerdo salarial, cuyos datos generan el Gráfico 1. Para realizar este gráfico se toman en cuenta dos valores fundamentales: el incremento anual de salarios y el de los precios de bienes y servicios.

Cabe aclarar que para realizar este gráfico se toman valores correspondientes a los cargos base y es por eso que la recuperación de poder adquisitivo es ligeramente inferior a la obtenida por otros autores. En el caso de los trabajos realizados por CIFRA (ver Evolución del salario de los docentes universitarios 2014) se cuantificó una recuperación del poder adquisitivo del orden del 56% en julio 2014 con respecto a enero de 2002 (valor base previo a la devaluación de ese año). En ese mismo período en el Grafico 1 se registra una recuperación del orden del 49%. También que desde 2007 se utiliza el índice IPC de las 9 provincias y en años anteriores los datos del INDEC. Por otra parte no se tiene en cuenta la “calidad” del salario que tanto ha variado en las épocas y que entre 2004 y 2008 se terminó el proceso de blanqueo siendo en la actualidad todas las sumas remunerativa o “en blanco”.

Este gráfico muestra buena parte de “la historia de CONADU”, en principio porque el valor de poder adquisitivo histórico de 1987, fue conseguido luego de una larga huelga, de 52 días, con la que nuestra Federación se consolidó a la vez que permitió que se alcanzara el primer avance salarial desde su fundación en 1984.

Pero también muestra como la inflación y luego la hiperinflación dejaron a nuestro poder adquisitivo en un valor cercano al 60% entre 1991 y 1992; luego los aumentos por decreto de 1992 y 1993 que rompieron nuestro nomenclador; el “hombro” de 1998 con el único acuerdo salarial de la década del `90 (homologado por el decreto 1470/98), con el que recuperamos un 7% de la masa salarial. Y luego la debacle final del neoliberalismo argentino con la mayor pérdida de poder adquisitivo, y congelamiento salarial entre 2001 y 2003.

También se aprecian las dos etapas, con las que describimos la recuperación salarial desde 2004 en los gobiernos Kirchneristas, una muy rápida hasta 2009 y el amesetamiento con pequeños altibajos, hasta 2014.

Pero al realizar este gráfico incorporando los datos de 2014 (consolidados) y 2015 (con una inflación estimada del 25% para fin de año) aparece un hecho sumamente novedoso e importante, por primera vez en 20 años, un dato, provisorio pero muy posible, indica que durante este segundo semestre de 2015, el poder adquisitivo de los docentes universitarios es similar al del pico histórico de 1987.

Seguiremos atentos a esta novedad que está muy atada a las premisas con las que promovimos el Programa de Jerarquización Docente en el Convenio Colectivo de Trabajo y que continuarán vigentes por los próximos años:

– Una mejora en el salario real de los docentes universitarios que jerarquice y reconozca su labor por parte del Estado Nacional

– Los salarios docentes universitarios con mayor poder adquisitivo desde la recuperación de la democracia

– Lograr al interior del sistema universitario una equitativa equiparación salarial entre sus trabajadores

Y como decíamos en el trabajo anterior sobre el Programa de Jerarquización Docente y su incidencia en el salario en febrero 2015, “Por último y no menos importante, la puesta en marcha y concreción de un programa de estas características no depende sólo del ingenio, ni de la astucia argumental e incluso de las accione gremiales con las que podamos acompañarlo. Requiere de un gobierno que comprenda nuestras necesidades, entienda la importancia y la trascendencia de un Convenio Colectivo de Trabajo y acompañe la idea de la necesaria recomposición salarial de nuestro sector. El actual gobierno ha dado sobradas muestras de comprender lo que está en juego y puede acompañar la iniciativa. Su impulso para fortalecer las paritarias y una política redistributiva, e incluso sostener y fortalecer al sistema científico tecnológico y al universitario, nos alientan. Los sindicatos docentes universitarios y el gobierno tenemos una nueva oportunidad y no debemos dejarla escapar”.

Pedro Sanllorenti

Secretario General de CONADU