Luz Aimé Díaz, durante dos años estuvo en prisión domiciliaria en el Hotel Gondolín, por un crimen que no cometió.

Luego de un proceso de cuatro audiencias hacia su absolución, nuevamente la organización y la lucha nos demuestra que valen la pena.

Desde el Área de laburantes diverses y disidentes de CTA T, celebramos y abrazamos esta definición, y la libertad de Luz.

Seguimos caminando y construyendo un mundo donde las compañeras travestis y trans, y todo nuestro colectivo disidente, sea libre del sistema patriarcal.

En la misma línea también queremos destacar el rol de su defensa, en manos de la compañera Luciana Sánchez como así también el rol del Ministerio Público Fiscal que sostuvo una visión amplia y no punitivista con el caso de Luz y por tanto de la población travesti trans. Es un avance para la justicia, donde históricamente las travas pagan el costo del patriarcado con su libertad. Y una llamada de atención a que la justicia abandone sus bases patriarcales, sexistas, racistas, transfóbicas y clasistas.

Portada del sitio || Secretaría de Género || Absolución para Luz Aimé Díaz