GIF - 689.3 KB

Lula no necesita montajes, tiene la Lealtad de su Pueblo.

14:43 - 27 septiembre 2016

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Pareciera que en vez de un país @mauriciomacri preside un simulacro a escala de la Argentina, que los asesores le inventan.

14:54 - 23 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Como en los años 90

Más de setenta organizaciones se reunirán el próximo jueves para definir los detalles de la movilización. Será contra los despidos, los tarifazos y la política económica de Macri.

La Marcha Federal comienza a tomar forma. A 22 años de la masiva movilización que desde todos los puntos del país confluyó en Plaza de Mayo para rechazar las políticas del gobierno de Carlos Menem, más de sesenta organizaciones se reunirán el próximo jueves en la CTA de los Trabajadores para avanzar en la organización de la marcha contra los despidos, los tarifazos y las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri, que no tiene fecha confirmada pero en principio se realizaría a fines de agosto. La idea original era convocarla para el 17, aniversario de la muerte de San Martín, pero se decidió postergarla para esperar al congreso de la CGT del 22 de agosto con la esperanza de sumar a esa centrales. Dirigentes como Hugo Yasky o Roberto Baradel, de la CTA, o Daniel Catalano, de ATE, ya comenzaron a recorrer el país y a reunirse con organizaciones sociales y políticas, sindicatos, empresarios de pymes e intendentes. Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, explicó a Página/12 que “vamos a acompañar la Marcha Federal pero hasta el momento no estamos participando de la organización”.

“Hay un grupo de más de sesenta organizaciones participando de esta actividad”, explicó a este diario Roberto Baradel, de Suteba y miembro de la comisión ejecutiva de la CTA. De lo conversado hasta el momento, surge que la marcha incluiría cuatro columnas que partirán desde distintos puntos del país: NEA, NOA, Cuyo y el sur. La primera saldría desde el puente que conecta Chaco y Corrientes. La segunda desde Jujuy, e incluiría actos en Tucumán y en Rosario. La tercera partiría de Mendoza y tendría su acto en Córdoba. Desde la Patagonia saldrían dos grupos distintos: uno desde Esquel, en la cordillera de los Andes; otro desde Comodoro Rivadavia, que pasaría por Viedma y Carmen de Patagones. Después de tres días de marcha las columnas sureñas confluirían en Avellaneda y las provenientes del norte en La Matanza. A las dos de la tarde del Día D saldrían desde Avellaneda y Once, respectivamente, rumbo a Plaza de Mayo, donde tendrá lugar el acto central.

Las consignas, si bien todavía no están definidas con precisión, girarán en torno a los rechazos al tarifazo, a los despidos, a la criminalización de la protesta social, a la destrucción de todas las políticas sociales, a la apertura indiscriminada de importaciones, y para exigir políticas a favor de las Pymes, del mercado interno y de la reapertura de las paritarias para que los salarios no sigan perdiendo poder adquisitivo.

“Por ahora va a ser el 24, con las CGT, la CTA y las multisectoriales”, vaticinó Eduardo López, secretario general de los maestros porteños de UTE. “Estamos a nueve meses de la asunción de Macri hablando de esta marcha. La Marcha Federal que le hicimos a Menem fue en el ‘94, o sea, a cinco años de su asunción”, graficó. Baradel aclaró que la fecha todavía no está definida y contó que junto con Yasky ya estuvieron en Córdoba, San Juan, Mendoza, Rosario y Misiones, entre otras provincias. Las reuniones con actores locales incluyen a un largo listado de organizaciones sociales y políticas, pequeños y medianos empresarios, representaciones de multisectoriales, sindicatos de distintas centrales de trabajadores y organismos de derechos humanos. De la organización participan también miembros de cooperativas de construcción de viviendas, de producción y empresas recuperadas, que el miércoles se movilizaron por el microcentro porteño.

“Vamos a acompañar la Marcha Federal pero hasta el momento no estamos participando de la organización”, aclaró Micheli, de la CTA Autónoma, ante la consulta de Página/12. “Nuestra idea es convocar a un paro nacional, si es con la CGT sería lo ideal, pero si no las dos CTA, para el 17 de agosto, que será día laborable porque el feriado se pasa al lunes 15”, explicó. Micheli ya había planteado la necesidad de “un paro poderoso de todas las centrales” o en el peor de los casos de las dos CTA en la masiva movilización del 2 de junio, cuando más de 40 mil personas repudiaron en Plaza de Mayo el veto de Macri a la ley antidespidos. En aquella oportunidad, ambas centrales más trabajadores de los gremios estatales y docentes, partidos de izquierda, movimientos sociales, cooperativas, Pymes e inclusive algunos sindicatos de la CGT se manifestaron contra el ajuste de Cambiemos. Desde la CTA de Yasky también se analiza la convocatoria a un paro, que no necesariamente debería confluir con la Marcha Federal. La misma medida barajan por estos días la Corriente Político Sindical Federal que encabeza el bancario Sergio Palazzo y la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, del moyanista Juan Carlos Schmid.