Con la presencia de más de 200 compañeres, la CTA realizó en nuestra sede nacional una jornada de debate con la consigna “De la resistencia sindical feminista hacia la justicia social y la igualdad”. Participaron de la actividad la ex Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y dos hermanas de Bolivia: la senadora electa por el MAS, Rocío Molina y Tania Sánchez, directora del Servicio Plurinacional de la Mujer y la Despatriarcalización. Se contó con la asistencia de compañeras de gremios de la CGT, la CTEP y la Intersindical de Derechos Humanos.

“En Nuestramérica nos encontramos en un contexto de crecimiento exponencial de la violencia política, una violencia que ha recrudecido en su carácter racista, clasista y sexista”, expresó para dar inicio al encuentro la secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA, Estela Díaz, y mencionó una consigna “que reúne todas nuestras reivindicaciones políticas”: “Golpes Nunca Más. No queremos ningún golpe, ni golpes de Estado, ni golpes políticos, ni los golpes que recibimos las mujeres en la violencia machista, racista, patriarcal”.

Estela Díaz se refirió a su vez a los cuatro años “durísimos” del macrismo, “de políticas neoliberales, de destrucción de políticas de Estado, de empeoramiento cotidiano de nuestras vidas, de crecimiento de la violencia social, política y de género” a los que comparó con la etapa que viene: “Las trabajadoras, así como estuvimos resistiendo, vamos a estar en el período que viene construyendo otra vez la Patria que nos merecemos”.

A modo de homenaje a todas las mujeres de Nuestramérica, la secretaria de Género de la CTA mencionó a dos mujeres que fueron brutalmente asesinadas en Chile, en el marco de la feroz represión en el contexto de la crisis política, económica y social. La fotógrafa Albertina Martínez Burgos (38) y la artista callejera conocida como ’La Mimo’, Daniela Carrasco (36). También se homenajeó a Noemí Rial, viceministra de Trabajo de Néstor y Cristina, recientemente fallecida.

A continuación, dirigieron unas palabras a lxs presentes dos compañeras del Estado Plurinacional de Bolivia asiladas en Argentina tras el golpe de Estado: Tania Sánchez, directora General del Servicio Plurinacional de la Mujer y la Despatriarcalización ’Ana María Romero de Campero’ y Rocío Molina, concejala y presidenta de la Asociación de Municipios de Cochabamba y recientemente electa senadora por el MAS de Bolivia.

Tania Sánchez explicó que “estos últimos dos meses hemos venido soportando una arremetida, que en toda la región se ha venido construyendo, que es este movimiento antiderechos, conservador” y que durante el proceso eleccionario en Bolivia “ha a habido un proceso cívico promovido por movimientos de ultra derecha, que venían diciendo que si el MAS ganaba iba a ser un fraude. Después del proceso electoral se inicia un bloqueo de las clases más acomodadas que empieza en el Oriente y que se centra en la violencia en contra de las mujeres; pero además mujeres trabajadoras, mujeres gremialistas, mujeres indígenas”. La dirigenta del Servicio Plurinacional de la Mujer relató que para poder atravesar esos bloqueos, las mujeres debían pronunciar la contraseña ’Camacho es mi macho’, entre otras aberraciones como la obligación de tener que mostrar su celular para que comprobaran si se trataba de una militante del MAS.

En tanto, la senadora por Cochabamba, Rocío Molina, definió: “Hoy en Bolivia estamos viviendo una dictadura donde Evo Morales Ayma, el presidente, el líder indígena de los bolivianos, de los latinoamericanos, ha sido víctima de una cruel dictadura, donde se le ha usurpado no solamente su gestión constitucional sino además se le ha robado una elección”. En ese sentido, coincidió con su coterránea en que se trata de un plan orquestado para declarar e instalar un supuesto fraude respecto de las últimas elecciones.

“Hoy Evo Morales está pagando el precio de haber llevado a tres millones de personas de la extrema pobreza a la clase media, de haber permitido que más del 50% de las mujeres no mueran al dar a luz, de nacionalizar nuestros hidrocarburos y de ofrecer además bonos para evitar la deserción escolar de nuestros niños. Evo Morales está pagando las consecuencias de no haberse sometido a quienes están más allá de los gobiernos, de esos grandes imberbes transnacionales”, detalló Molina y agregó: “Quienes más estamos pagando somos las mujeres indígenas, lideresas, que han ocupado cargos importantes”.

Por último, la referenta de la Asociación de Municipalidades de Bolivia se emocionó al comentar que gracias a las gestiones de María Higonet y Verónica Magario ella está hoy aquí viva y con sus hijos. “68 autoridades municipales han sido perseguidas, quemando sus casas; han secuestrado a sus hijos, sus nietos; han renunciado 28 concejalas de Bolivia. Han renunciado ministros y prácticamente estamos siendo víctimas de un permanente amedrentamiento en Bolivia, de una proscripción de quienes hemos estado acompañando orgullosamente el liderazgo de Evo Morales. Ustedes han podido ver las imágenes de la alcaldesa de Vinto (Patricia Arce Guzmán) que ha sido vejada, torturada y burlada por parte de estos grupos fascistas que se han conformado. Por sobre todo, decirles cuiden lo que tienen, lo que han logrado, compañeras. Porque ahora nosotros estamos pagando las consecuencias de no haber estado alertas, de no haber sido conscientes, y a veces ingenuos, de que el imperio no duerme”, concluyó.

Acto seguido, se compartieron dos videos con mensajes de la Julia Requena, vicepresidenta de la Mujer de la CUT de Chile y de Milagro Sala, primera presa política de los gobiernos de Gerardo Morales en Jujuy y de Macri, quien pidió por el cese de la violencia en la región. También se proyectó un fragmento de una entrevista por Telma Luzzani y Néstor Restivo a la prefecta provincial de Pichincha, Ecuador, Paola Pabón, crítica del gobierno de Lenín Moreno y quien ha sido detenida ilegalmente. Estela Díaz también leyó un fragmento de una carta que Pabón escribió de puño y letra y envió desde la cárcel (se encuentra adjunta la foto de la misma).

Luego de la exposición de Alejandra Gils Carbó, ex Procuradora General de la Nación, (que será transcripta en un texto aparte), un conjunto de compañeras de los distintos sindicatos expresaron unas palabras a les presentes. Entre ellas, Paola Ayala, del Sindicato de Sanidad; Viviana Benítez, de la Federación Gráfica Bonaerense; Jackie Flores, de la CTEP; Roxana ’Polaca’ Rogalski, de la CTERA; Agustina Panissa, secretaria general adjunta de ATE Capital; Julieta Colantuono, de SiTraJu - Ministerio Público Fiscal; Alejandra Arlegui‎, secretaria de Igualdad de Género del SUTEPA (trabajadores Pami); Dolores Dufau, pro Secretaria de Igualdad de Género de Asociación de Personal Aeronáutico; Sandra Coronel, del Movimiento Territorial Liberación; Valeria Andrea Herrera, de la Asociación Taxistas de Capital; Karina Nicoletta, secretaria de Género de la AGTSyP – Subtes; Belén Sotelo, de Feduba – Conadu y secretaria adjunta de CTA Capital; Cristina Echegoyen, secretaria de Géneros del SUTEBA y referente de CTA provincia de Buenos Aires, y la trabajadora judicial y activista y teórica travesti, Lara María Bertolini. Además, estuvo presente la diputada nacional electa, Claudia Ormaechea de La Bancaria.

Portada del sitio || Secretaría de Género || Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres