“Nosotres: lesbianas, gays, maricas, bisexuales, travestis, trans, no binaries, que a su vez somos trabajadores, representantes y referentes gremiales, diversos y disidentes de la Argentina, fuimos históricamente construyendo nuestras identidades interpelando a la sociedad HeteroCisPatriarcal, desde nuestros deseos y nuestros modos de amar, que sin lugar a duda son políticos. Por eso este 28 de Junio es un símbolo y una oportunidad.
Por un lado, la represión policial ocurrida en Estados Unidos en 1969, conocida como la “revuelta de Stonewall”, fue un punto de partida. A su vez, en 1967, aquí se formó el grupo “Nuestro Mundo”, con delegades del sindicato de correos y telégrafos, una de las primeras organizaciones de derechos LGTBI+ que junto con otras, formaron el Frente de Liberación Homosexual.”
(…)
“…Y aunque la historia del sindicalismo nos haya invisibilizado, sosteniendo un discurso heterocis donde las personas del colectivo de la diversidad y disidencia sexual no aparecemos, fuimos, somos y seremos parte del movimiento obrero organizado. Entendemos que trabajo y sindicalismo son los grandes ordenadores de la vida adulta”.
(…)
“… Nuestras organizaciones sindicales avanzan en la elaboración de herramientas que incluyen nuestras formas de vida, de vínculos y de relaciones. Por eso, nos pusimos como meta construir lugares de trabajo que no reproduzcan la exclusión, discriminación y las violencias que el sistema impone. Es mucho lo que el activismo de las disidencias sexuales tiene para aportarle a la lucha sindical: la creatividad en las formas de organización política, las maneras de asumir colectivamente las tareas de cuidado, de generar alianzas, de ocupar la calle orgullosamente”.
(…)
“ Reivindicamos nuestra pertenencia a la clase trabajadora: para nosotres hay una sola clase de personas “las que trabajan”, y el trabajo no sólo dignifica sino que nos iguala y nos da vida. Por eso, la lucha por la inclusión laboral y el cupo laboral travesti-trans es nuestra lucha. Nos preguntamos entonces: ¿Cuantes compañeres trans trabajan en nuestro sector? ¿Cuántes están afiliades a nuestros sindicatos? ¿Cuántas veces vimos formularios del Estado que reconozcan la existencia de otras familias posibles? ¿Cuántas veces dijimos puto como insulto o como chiste en los lugares de trabajo? Queremos que los convenios colectivos de trabajo nos nombren. Exigimos cupo laboral Travesti/Trans.”
(…)
“Queremos espacios de trabajo que nos incluyan. Queremos un sindicalismo transformador, más inclusivo, que contemple todas las voces”
(…)
“… A partir de la Ley de matrimonio igualitario, el tema de la diversidad empezó a ocupar un lugar en la agenda sindical cuando les trabajadores comenzamos a pensar y decir: “Lo personal es político”.
(…)
“… Reconocemos y celebramos este avance entre otros: Ley de “unión civil”, Ley de Educación Sexual Integral, Ley de “identidad de género”, Decreto de “reconocimiento igualitario de hijos e hijas”. Ya no es posible imaginar una realidad sin los derechos que supimos conseguir, pero aún así, nos vemos atravesades por la exclusión, la discriminación, el acoso y la violencia en espacios laborales, y por esto, todes sabemos que el derecho a trabajar sigue siendo un privilegio cis y heterosexual, sobre todo en contextos de crisis. Cuando el miedo y la miseria avanzan, el cruce entre orientación sexual e identidad de género y clase social, obtura el acceso a empleos formales”.
(…)
“Hoy nos vemos inmerses en una pandemia mundial que no es solo el covid-19. Nosotres venimos resistiendo una pandemia llamada neoliberalismo, en un contexto de endurecimiento de gobiernos conservadores y de derecha que se instalaron en Latinoamérica con fuerza irrefrenable. En este contexto, nuestra resistencia sale del closet en nuestros espacios de trabajo, como laburantes diverses y disidentes. Entendemos que construir sindical y polìticamente desde donde nos identificamos, es también seguir construyendo las libertades que este sistema nos ha negado.
Como laburantes este mes del orgullo no nos va a encontrar en las calles como cada año en la marcha contra los travesticidios y transfemicidios. Vivimos en un país donde el promedio de edad de las personas trans-travesti es de sólo 35 años, lo cual nos indigna y nos moviliza a repudiarlo. No queremos más muertes en manos del hetero cis patriarcado. Seguimos gritando fuerte ¡Basta de travesticidios y transfemicidios!”
(…)
“Somos y representamos a cada PUTO, TORTA, MARICA, BISEXUAL, TRAVA, TRANS Y NO BINARIE que trabaja. Somos LABURANTES DIVERSES Y DISIDENTES, en unidad”.

(Fragmentos textuales de la Declaración 28 de Junio del Grupo “Laburantes Diverses & Disidentes”, de CTA de Les Trabajadores

Link Video: https://youtu.be/0Ak7fAzuEWk

Portada del sitio || Secretaría de Género || Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+