El relevamiento señala que más del 90 por ciento de los docentes vio aumentada su carga laboral en la cuarentena y que el 43,5 por ciento no cuenta con una computadora de uso exclusivo. Sólo el 36,7 tenía experiencia previa en educación a distancia.

El 91,6 por ciento de los docentes bonaerenses incrementó el tiempo de trabajo durante la pandemia; un 57,3 afirmó que su jornada laboral semanal aumentó más de 6 horas y el 43,5 de ellos no cuenta con una computadora de uso exclusivo. Esos son algunos de los datos arrojados por la “Encuesta provincial de trabajo docente en contexto de aislamiento”, que realizó el sindicato Suteba. "Hay que destacar el enorme esfuerzo y compromiso que tienen los docentes en el marco de la pandemia para garantizar la continuidad pedagógica y el aprendizaje de los chicos aún no teniendo las condiciones materiales adecuadas", dijo a PáginaI12 el secretario general del sindicato, Roberto Baradel.

El estudio contó con 80 preguntas y fue respondido por 5038 docentes bonaerenses de todos los distritos. Baradel destacó que "los docentes no solo están trabajando de forma virtual, sino también presencial mediante la entrega de cuadernillos a los niños que no tienen conectividad y bolsones para garantizarles la comida”. Esta tarea es fundamental ya que, según los números, solo el 5,3 por ciento de los docentes indicaron que todos sus estudiantes pueden comunicarse por internet. En cuanto a la entrega de comida, la encuesta reveló que el 57 por ciento de los maestros que no pertenece a un grupo de riesgo realiza también tareas presenciales para la organización de los comedores y el reparto de bolsones entre las familias de alumnos. "Si la escuela no entregara alimentos, hay muchos chicos que no comerían todos los días", explicó el secretario general del Suteba.

Otro de los datos que se destacan del estudio es que uno de cada cuatro docentes tuvo que aprender a utilizar recursos asociados a las tecnologías de la información en este contexto, ya que solo el 36,7 había trabajado previamente bajo esta modalidad. Por otra parte, sólo un tercio de los encuestados había recibido formación sobre el uso de TICs en clase. "Aumentó muchísimo el trabajo de los docentes y muchos no cuentan con las condiciones materiales mínimas para llevarlo a cabo. No tienen lugares adecuados para trabajar, ni computadoras para su uso exclusivo", resaltó Baradel. Pero, además, agregó que "este contexto significó que muchos docentes tengan que formarse en el tema de la virtualidad para poder dar clases, porque no es lo mismo manejar una red social que utilizar las plataformas para poder dar clases en forma virtual".

Pese al aislamiento, según la encuesta, la gran mayoría de los docentes mantiene un contacto cotidiano con los estudiantes. El 90 por ciento señaló tener contacto al menos una vez por semana. Cuando se consultó acerca de qué métodos utilizan para comunicarse con sus estudiantes, el 73,3 contestó que lo hace a través de WhatsApp, el 54,4 a través del mail y el 36,3 a través de plataformas educativas en línea. "Los docentes, incluso, se conectan con grupos chicos para que puedan hablar y que cada uno pueda expresar lo que siente o necesita. También reciben las consultas de los papás, los requerimientos de las autoridades, que a veces piden tarea administrativa, y todo eso hace que se levanten a la mañana para trabajar y terminen a la noche, incluso recibiendo llamadas de padres y autoridades a toda hora".

En ese sentido, Baradel señaló que "hay que regular el trabajo docente en la casa. Tiene que haber derecho a la desconexión y a la intimidad. También se tiene que poder establecer horarios y discutir días de atención con los chicos, por un lado, pero también tener otros días para reuniones con los equipos directivos y de orientación escolar para evaluar el proceso de aprendizaje".

Con respecto a los problemas de conectividad, Baradel explicó que le han solicitado al Ministerio de Educación que "el programa Conectar Igualdad se restablezca para los chicos, pero también para docentes y, además, solicitamos que liberen los datos móviles para ellos. Es verdad que para la utilización de plataformas educativas es gratuito, pero según lo que pudimos relevar la mayoría de las veces se comunican por WhatsApp o mail y esas herramientas tienen costos", expresó. Baradel también informó que plantearon al ministerio la elaboración de plataformas educativas que cuenten con la seguridad informática necesaria.

Por último, el sondeo mostró que El 78,4 por ciento de los docentes encuestados son el principal sostén económico de sus hogares y que el 41,3 de ellos vieron reducidos sus ingresos. En esa línea Baradel indicó que “los docentes necesitan un reconocimiento de los gobiernos y del conjunto de la sociedad porque son tarea esencial y porque están en la primera línea de combate a la pandemia”.

Pie de foto: Pese al aislamiento, la gran mayoría de los docentes mantiene un contacto cotidiano con los estudiantes.
Foto: Leandro Teysseire

Portada del sitio || Enfoque || Enseñar durante la pandemia: docentes con más trabajo pero con pocas herramientas