Los docentes reanudaron su plan de lucha “ante la falta de respuesta de Vidal al conflicto salarial y educativo”.

Los maestros bonaerenses convocaron un nuevo paro de 24 horas para el martes 20, “ante la falta de respuesta de la gobernadora María Eugenia Vidal al conflicto salarial y educativo”. El miércoles 21 los docentes no harán huelga, pero llevarán adelante una jornada de protesta en distintos distritos, con un “Banderazo por la Soberanía Educativa”, a un día de la fecha patria que recuerda la Batalla de Obligado. “Vamos a decir muy claro que, si no hay educación, no hay soberanía posible”, aseguró a PáginaI12 María Laura Torre, secretaria gremial del Suteba, que convoca a la medida de fuerza junto a los demás sindicatos del Frente de Unidad Docente: FEB, Sadop, AMET, UDA y Udocba.

Tras un congreso celebrado ayer a la mañana, los gremios docentes anunciaron la nueva medida de fuerza, a un mes de la última convocatoria paritaria. La gobernadora Vidal insiste en ofrecer a los docentes un aumento salarial por debajo de la inflación. La última propuesta llegó al 30 por ciento y fue rechazada por los docentes porque no incluía una cláusula gatillo y no aseguraba aumentos directos en línea con la pauta inflacionaria, que según especialistas podría llegar al 45 por ciento.

“Exigimos la continuidad de las paritarias con una agenda real de resoluciones. Que incluya tanto al salario docente, las graves problemáticas edilicias, los comedores escolares, la situación de los equipos de orientación escolar, de la educación técnica y agraria, de los CFP, de la educación superior, entre otros”, destacó en un documento conjunto el Frente de Unidad Docente. Allí aclararon que la paritaria debe ser una instancia de negociación, debate, construcción de consensos “y no de imposiciones unilaterales”, en referencia al aumento del 19 por ciento inconsulto que el gobierno aplicó en los sueldos de octubre.

Los maestros aseguran que esa decisión empeoró la situación y destacan que esa “suma a la baja” representa una pérdida salarial de “entre el 10 y el 14 por ciento” con respecto al salario del 30 de diciembre de 2017, que era de 12.500 pesos. “Pero el Indec ya había anunciado que la inflación a septiembre es superior al 31 por ciento”, señalaron. “Ante la falta de capacidad de resolución del conflicto, el gobierno apela a falacias, tergiversando las causas originarias, buscando desprestigiar a los docentes y a las organizaciones sindicales”, se quejaron. Los sindicatos habían puesto sobre la mesa una contrapropuesta para que ese 30 por ciento se abonara de forma adelantada a partir de septiembre “para empatar a la inflación”, además de la cláusula de actualización salarial. Pero “en el gobierno ni lo escucharon”.

A pesar de que todavía no recibieron la comunicación oficial del equipo de Vidal para un nuevo encuentro, los gremios coinciden en que el pago del bono por 5 mil pesos decretado por el Ejecutivo Nacional, y que se rumorea que Vidal no acatará, no estará en el centro del debate. “No le vamos a decir que no, pero lo que queremos es un aumento salarial y no un paliativo transitorio. Al trabajador todo le viene bien, pero necesitamos un incremento que por lo menos empate la inflación. El bono no resuelve la pérdida de poder adquisitivo de los docentes”, aclararon.

Luego de que el gobierno obtuviera la sanción de su Presupuesto 2019, los docentes reiteraron que implica “una reducción de partidas destinadas a la educación y un intento de imponer un techo salarial y una negociación a la baja”. Según un estudio del Suteba, la ley de leyes del oficialismo estima una caída del 8,8 por ciento en los salarios de todo el sector educativo, no solamente docente. En infraestructura, el recorte es también significativo, sobre todo teniendo en cuenta que la misma gobernadora se había comprometido a aumentar sus partidas tras la trágica explosión en la escuela de Moreno en agosto pasado. Lo destinado incluye un crecimiento del 2 por ciento en general, pero la caída real del año fue del 35 por ciento, con lo cual “la pérdida es superior”.

“En Moreno a la fecha hay sólo 25 escuelas dando clases sobre 274”, destacó Torre. “El presupuesto no hace más que dejar plasmada la continuidad de una política adoptada por la gestión de Vidal de desfinanciar la educación pública”, puntualizaron los gremios en el documento conjunto.

Fuente: Página/12

Portada del sitio || Enfoque || Los maestros bonaerenses vuelven a parar