GIF - 689.3 KB

Adherimos al acuerdo para la Nueva Policía de la Ciudad, un tema realmente sensible que precisa una discusión exhaustiva en la @LegisCABA.

13:05 - 28 septiembre 2016

Lula no necesita montajes, tiene la Lealtad de su Pueblo.

14:43 - 27 septiembre 2016

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Los medicamentos: Un negocio espúreo y sin control

Frente a tamaña expoliación por parte de los grandes laboratorios, la producción pública de medicamentos es una política de Estado estratégica que garantiza el acceso a la salud.

Creemos que hay que impulsar la actividad que está desarrollando la Comisión Nacional de Previsión y Seguridad Social de nuestra Central, integrante de la Mesa de Acceso a la Salud, conformada el 17 de diciembre de 2014 bajo el lema: “El medicamento como Bien Social“.

En línea con el accionar de nuestra Comisión, es necesario brindar un decidido y masivo apoyo a la gestión realizada por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Salud de la Nación, relacionadas con las acciones que ha emprendido en el área, tratando de unificar un criterio común en el Mercosur, con el fin de ponerle un freno a las ambiciones desmedidas e insaciables de las corporaciones, para que se pueda producir una baja sustancial de los precios de los medicamentos, generando leyes que puedan regular el accionar de estos monstruos corporativos.

Esta es una tarea nada fácil, si tenemos en cuenta que una de las causas que provocó la caída del gobierno de Illia fue su enfrentamiento con las corporaciones productoras de medicamentos. Es una tarea indispensable que tenemos que asumir con toda nuestra fuerza militante, e instalarla fuertemente en la sociedad para que sea asumida como una necesidad básica imprescindible. Estas corporaciones tienen cautivos a los medios de comunicación masivos que sacan fabulosas ganancias con la propaganda y con la complicidad de sectores de la justicia que las favorecen con medidas cautelares, frenando las denuncias. Pero también cuenta en gran medida con los actores directos que se mueven en los hospitales, sanatorios y clínicas, en buena parte entre médicos y profesionales de la salud.

El Ministro de Salud, Daniel Gollan, afirmaba en diálogo con el diario Página/12:
“Es un combo que hace posible que el precio de un producto pueda ser 1000, 5 mil o 10 mil, según el país. Por ejemplo, existe una medicación para la hepatitis C y la misma pastilla cuesta mil dólares en Europa, Canadá y los Estados Unidos, que se ofrece a 100 o 110 dólares en países de renta media como Argentina, Brasil, Colombia o Chile, y a 10 o 11 dólares en países como India. Ese mismo medicamento le da buenas ganancias al laboratorio indio que lo produce y que lo vende a 11 dólares, a pesar de pagar royalties (derecho a la utilización de la patente). A partir de ese dato, imaginemos la rentabilidad que hay vendiéndola a 100 o a 1000 dólares. Para poner esto precios evalúan el PBI de cada país". Esto demuestra con toda claridad el nivel del saqueo que producen estas corporaciones recaudando en las distintas partes del mundo de acuerdo al nivel adquisitivo de los pueblos.

La diputada Carolina Gaillard aseveró con toda razón que: “La producción y abastecimiento de productos medicinales no puede quedar librado sólo a las fuerzas del mercado, la producción pública de medicamentos es una política de Estado estratégica para garantizar el acceso de la comunidad a un bien esencial como lo es el medicamento. La negociación conjunta a través del fondo estratégico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), generará mejores condiciones para todos los países de la región”.

Expresó: “...el ministro Daniel Gollan, a nivel Unasur está trabajando en la producción conjunta de principios activos para elaborar fármacos. Sin dudas, la integración regional en las distintas áreas estratégicas es clave para lograr soberanía en salud”. ...“Actualmente, más del 30 por ciento del presupuesto en salud se gasta en la compra de medicamentos, lo que representa un porcentaje elevadísimo", y señaló que "con la producción pública de medicamentos, ese costo puede abaratarse hasta en un 50 o 60 por ciento, lo que repercutiría de manera positiva en todo el sistema público de salud”.

Necesitamos crear la correlación de fuerzas necesarias para lograr
que el Estado pueda hacerse cargo y garantice medicamentos al alcance
de todos, integrado al interés común de la Patria Grande.

Héctor Cabrera
Director de la
Secretaria Gremial
CTA de los Trabajadores