Cientos de personas compartieron el festival en las puertas de la iglesia. Cantaron Liliana Herrero y el grupo Cumbia Che.

"Queremos que los derechos humanos vuelvan a la Casa Rosada y no se vayan nunca más", arengó el abogado Luis Alén, ex funcionario de la secretaría durante la gestión de Eduardo Luis Duhalde. Convocados por los familiares de los doce detenidos desaparecidos de la Iglesia de la Santa Cruz, bajo la consigna "los derechos humanos vuelven a la Casa Rosada", cientos de personas compartieron el festival en las puertas de la iglesia donde cantaron Liliana Herrero y el grupo Cumbia Che. Entre muchos otros, estuvieron Elizabeth Gómez Alcorta, quien asumirá como ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, y Carlos Zannini, futuro presidente de la procuración del Tesoro.

"Nunca te entregues ni te apartes junto al camino, nunca digas no puedo más y aquí me quedo. La vida es bella, tú verás como a pesar de los pesares tendrás amor, tendrás amigos", entonó Herrero y una ola emocional invadió a las personas que cantaban a capela "Palabras para Julia". El poema de Juan Goytisolo y Paco Ibáñez brotaba acompañado por algunos ojos vidriosos mientras los doce desaparecidos de la Santa Cruz aparecían en la pantalla una y otra vez.

Las Madres de Plaza de Mayo, sentadas en primera fila, acompañaban mientras el calor comenzaba a dar un respiro. Unas filas detrás, los carteles pedían por la libertad de los presos políticos. En el medio, la pareja del ex vicepresidente Amado Boudou, Mónica García de la Fuente, y Fernando Esteche compartían con Zannini y el empresario Gerardo Ferreyra, todos liberados después de haber sido perseguidos y encarcelados bajo la ddoctrina Irurzún de la prision preventiva sin pruebas, el pedido de libertad que también se escuchó desde el escenario.

Los organizadores les entregaron un reconocimiento a jueces y abogados que participaron en los juicios de lesa humanidad. "No son todos iguales en la Justicia", dijo Alén poco antes de que comience la entrega, abriendo el paso para los silbidos contra el juez que lleva las causas contra la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner.

Carlos Rozanski, Daniel Rafecas, Sergio Torres, Alejandro Slokar, Guadalupe Godoy, Jorge Auat, Gómez Alcorta, Pablo Parenti y Pablo Llonto fueron algunos de los jueces, fiscales y abogados que fueron reconocidos. "Son una pata importante de la democracia que tenemos que mejorar y construir", apuntó Mabel Careaga, hija de María Esther Ballestino de Careaga, una de las desaparecidas por la patota que encabezó Alfredo Astiz en 1977.

Después de un video de adhesión de Milagro Sala, se proyectaron imágenes que repasaron los cuatro años de gobierno neoliberal macrista. Comenzó con el último discurso de Fernández de Kirchner como presidenta, el 9 de diciembre de 2015, dando paso al descrédito de las políticas de derechos humanos y de avance sobre algunos de los derechos que se habían logrado en la gestión kirchnerista. Sobre el cierre se sucedieron imágenes de las protestas contra el neoliberalismo en Chile y Ecuador y el golpe de Estado en Bolivia, para terminar con una canción interpretada por Mercedes Sosa y Gustavo Cerati, con la imagen del presidente electo Alberto Fernández y CFK: "Tarda en llegar y al final, al final, hay recompensa".

Imagen: Joaquín Salguero

Portada del sitio || Enfoque || "Que los derechos humanos vuelvan a la Casa Rosada y no se vayan nunca más"