GIF - 689.3 KB

Lula no necesita montajes, tiene la Lealtad de su Pueblo.

14:43 - 27 septiembre 2016

A 2 años de Ayotzinapa: Memoria, Verdad y Justicia por los 43 estudiantes desaparecidos y asesinados por Fuerzas Policiales #Mexiconosduele

13:50 - 26 septiembre 2016

Firmamos la solicitada pidiéndole al juez Claudio Bonadio que #EntreguenLasCunitas, para que los privilegiados sigan siendo los niños.

13:50 - 26 septiembre 2016

Pareciera que en vez de un país @mauriciomacri preside un simulacro a escala de la Argentina, que los asesores le inventan.

14:54 - 23 septiembre 2016

Portada del sitio || La Central || Entrevista a Milagro Sala desde la cárcel por Cynthia García

La periodista Cynthia García entrevistó a Milagro Sala, dirigente de la Organización Barrial Tupac Amaru y parlamentaria del Mercosur, que ya lleva seis meses detenida en el penal de Alto Comedero en Jujuy.

Cynthia García: Primero te quería preguntar por lo que fue el encuentro nacional de los Comité (por la Liberación de Milagro Sala) en todo el país.

Milagro Sala: Sí, la verdad es que fue algo muy emocionante, que yo no había tomado la dimensión de que tanta gente tenía en cuenta nuestra organización y pedía la libertad de en total nueve compañeros que estamos detenidos, que somos presos políticos. Nos han fortalecido a todos los compañeros, porque por ahí en algún momento una cree que está sola pero cuando comienza a ver las actividades de miles y miles compañeros en Argentina, nos fortalece bastante. Por ahí uno cuando milita, cuando hace las cosas, trabaja continuamente, siempre hay nada a cambio y nunca está mirando para atrás a ver qué es lo que entregás, al contrario. Yo estoy militando desde los 14 años en el peronismo. He militado también en ATE, en la CTA, y en la Tupac Amaru. Porque no nos olvidemos que la Tupac Amaru ha sido una de las organizaciones sociales que se armó después de la década de los 90, cuando muchos compañeros nuestros habían quedado desocupados. Bueno, lo que hoy está pasando, parece que se vuelve a repetir la película, porque hay muchos compañeros que se están quedando sin trabajo y eso nosotros lo decíamos todos estos días, que lamentablemente acá en Jujuy parece que vivimos en una provincia militarizada. No parece sino que se vive en una provincia militarizada por cuántos compañeros que por ahí andan en la calle con la remera de la Tupac y lo levantan, le dan una paliza y después lo tiran por ahí, o lo detienen. Y al mismo tiempo nos entretienen con la película de que la Milagro Sala es corrupta, que la Milagro Sala esto, que la Milagro Sala y las valijas, y sin embargo por detrás de todo esto están tapando la desocupación que hay en la provincia y también estamos viendo que Gerardo Morales ya le está pagando las deudas que le debía a Blaquier, por ejemplo le está entregando el Ingenio La Esperanza, y está dejando a 800 trabajadores en la calle. Hay estatales que están quedando en la calle. Acá tenés que agachar la cabeza y decirle al jefe que vos vas a hacer todo lo que ellos dicen porque sino te inventan causas o te entran a perseguir la familia y a amenazar la familia. Es de terror lo que estamos viviendo los compañeros afuera, es de terror.

C. G.: Sos una presa política porque no está sujeto a ninguna de las garantías a las que tenés que estar sujeto para que se investigue la causa o lo que se tenga que investigar. ¿Vos tomás conciencia de que sos una presa política?

M. S.: Y sí, porque uno a medida que pasa el tiempo, ves cómo te inventan causas, dos causas por mes, dos causas por mes, ya tengo entre siete u ocho causas. No puede ser que el mismo juez que me hizo la tercera causa es el mismo tipo que esté fabricándome la causa. Te comento qué pasó en el penal la semana pasada porque es algo vergonzoso lo que pasó en el penal. Por ejemplo, me habló Gabriel Mariotto y me pidió si podía grabar un pequeño mensaje a los compañeros que están en un congreso. Yo les largué el mensaje y se viralizó por todos lados y ¿sabés que hizo el fiscal Maldonado el viernes? Quiso meter presos a toda esa guardia, que son doce en total, la guardia que estuvo ese día en el correccional de mujeres. La verdad es que es algo sorprendente porque estaban averiguando quién me había autorizado a poder hablar. Es una locura que le hagan causas a los agentes del servicio penitenciario porque quien te habla habló por teléfono y declaró y dijo lo que pensaba en el congreso de Mariotto, es una persecución. Me quieren callar, no quieren que hable, quieren tenerme con una mordaza, yo voy a hablar, voy a seguir hablando y no me voy a quedar callada. Me pueden tener presa pero lo que no pueden es callarme. No me van a poder callar.

C. G.: Te quitan tu derecho más elemental de defensa que es el de la palabra.

M. S.: Exacto. Todo este tiempo dijeron que era chorra, que era narcotraficante, que era delincuente; todo dijeron de mí. Vos no sabés la impotencia que yo sentía que no me podía defender. Me sentía mal. A veces lloraba de bronca porque veía todas las cosas que decían contra mi persona. Me sentía muy mal porque no me podía defender y es horrible que te acusen y uno se pueda defender. Es horrible. Es horrible. No te imaginás la sensación de impotencia que uno siente.

C. G.: No te permitían hablar ni contarle a la sociedad lo que estaba pasando porque ellos generan una criminalización de tu figura.

M. S.: Por supuesto, acá en Jujuy el 99 % habla maravillas de Gerardo Morales. El otro 1 % es porque no recibe la pauta publicitaria. Pero es impresionante cómo hay un acoso continuamente contra la gente, es continuamente. Y yo la verdad es que, te voy a sorprender con lo que voy a decir, a mí me gustaría que acá al penal venga Clarín, La Nación, TN a ver cuál es la pieza vil en la que vivo yo. Porque mostraron una foto en la que se veía un lsd y una cama así a medias y sin embargo no dijeron que quien te habla comparte una pieza con cuatro compañeras que a su vez también las piezas están húmedas, y que hay parte del techo que está rajado. Eso no mostraron. Después de las denuncias, el día lunes vinieron con un calefón y lo empezaron a poner y recién estuvimos calientes el día martes y a las tres de las tarde. Y a las siete de la tarde vienen organismos de Derechos Humanos que responden a Gerardo Morales a sacar fotos. Sacaron fotos y fotos y esas fotos son las que se viralizaron diciendo que yo miento, que me desmentían porque yo tengo agua caliente. Mirá, lo que no hicieron en todo este tiempo lo hicieron en tres días. Pusieron el agua caliente, comenzaron a arreglar los baños, llamaron a las internas a ver si necesitaban frazadas, si necesitaban colchones, y los colchones que tienen las compañeras acá, digo compañeras porque hace seis meses que ya estamos acá y nos decimos compañeras todos acá. ¿viste los colchones que se entregan en las inundaciones? Esos son los colchones que tienen acá. Y las frazadas, que son frazadas finitas, y los colchones también son finitos. Lamentablemente a mí me gustaría que porque sacaron una foto en todos estos medios nacionales que te acabo de decir están diciendo que vivo en una pieza que es totalmente mentira, en el Pabellón III donde estoy no teníamos agua caliente, somos siete compañeras en total.

C. G.: Lo que no sacaron son las celdas de castigo, ’el chancho’.

M. S.: No, no sacaron la celda de castigo y en este momento hay tres compañeras que están en el chancho porque únicamente se han boqueado por las diferencias que tienen entre ellas y desde la semana pasada que están en el chancho. Y vos no te imaginás el frío que hace acá, es impresionante el frío que hace. La cama es de hierro, tiene una plancha de hierro donde ponen el colchón, y ahí transpira muchísimo y se moja el colchón. Y aparte porque hace frío en las celdas de castigo, que es el chancho, entonces están humedecidas.

C. G.: Milagro, dales un mensaje a todos los integrantes, organizaciones, organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos, periodistas, comunicadores populares, que integran los Comité en todo el país.

M. S.: Bueno, simplemente agradecerles desde mi profundo corazón, de lo que están haciendo por mis compañeros y por mí. Y a su vez invitarlos a que se sigan organizando porque nuestro país lo necesita. Doce años para reconstruir el país para que en cinco meses lo destruyan. Y siento que la única manera de poder recuperar todo lo que ganamos en doce años es militando, trabajando en la calle, trabajando en los comedores, trabajando en los sindicatos, trabajando en todos los sectores para volver a recuperar lo que nosotros tenemos y más les digo a los jóvenes que son la vanguardia y son el futuro de nuestro país.

C. G.: ¿Y a Gerardo Morales qué le dirías?

M. S.: Que él tiene que entender que no es el patrón de estancia de Jujuy, él tiene que gobernar para los jujeños, que comience a gobernar y que deje de dedicarse a nosotros, que deje de destruir todo lo que el kirchnerismo ha construido. A su vez también, si tanto él habla de la Tupac, ¿por qué no construye un barrio como la Tupac?, ¿por qué no construye las piletas que hemos construido nosotros?, ¿por qué no construye la cancha de básquet, los centros de salud?, ¿por qué no garantiza salud a todos? Fijate que ya hay cerca de seis personas muertas por la gripe.

C. G.: ¿Y a Macri?

M. S.: Que la revolución que él había prometido de la alegría se le revirtió, que estamos viviendo la revolución de la tristeza, de acotamiento y de sumisión. Que basta de despedir a los trabajadores, que para poder reconstruir, que para que nuestro país crezca tienen que haber más trabajadores, más empresas, más salud, más educación y más vivienda digna.

El audio se puede escuchar en la página La García: https://cynthiagarcia.com.ar/2016/06/12/entrevista-a-milagro-sala-desde-la-carcel/