En el día de la fecha se realizó un seminario virtual organizado por la OIT y el PIT-CNT de Uruguay con la participación de referentes sindicales de América latina. Se trató del 1º Encuentro regional virtual de las centrales sindicales de la América latina y el Caribe con respecto a los temas de discapacidad.

Los sindicatos y otros interlocutores sociales están llamados a organizar la solidaridad entre ellos para garantizar la aplicación de un sistema de trabajo decente que proteja el bienestar de todas las personas. La discapacidad es una dimensión fundamental que debe tenerse en cuenta para garantizar la inclusión de todos y movilizarse en torno a las cuestiones sociales y de trabajo decente.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Maribel Batista (OIT), con la coordinación de Nilton Freitas (BWI América Latina). El panel “Sindicatos y Discapacidad, acciones desde una perspectiva integral” contó con la participación de la Secretaria de Discapacidad de la CTA, Remigia Cáceres (Argentina); Magela Brun (Uruguay), Paola Egusquiza (Perú), Xavier Enseñat (Uruguay) y Martín Nieves (Uruguay).

El segmento “Panorámica global de la inclusión de personas con discapacidad en la respuesta al COVID-19” tuvo a Stefan Tromel (OIT). A continuación, “Propuestas sindicales a la salida de la crisis socio sanitaria - Construcción de una hoja de ruta regional” contó con la presencia de Jesús Galindo (Colombia), Iván Jaramillio (Colombia) y Gladys Smith (Colombia). Carlos Aparício Clemente (Brasil) dirigió unas palabras a los participantes sindicales de la región, mientas que las conclusiones y ratificación de acuerdos estuvo a cargo de Nilton Freitas (Brasil).

Transcribimos a continuación el documento de la Secretaría Nacional de Discapacidad de la CTA de lxs Trabajadores.

1º Encuentro regional virtual de las centrales sindicales de la América latina y el Caribe con respecto a los temas de discapacidad

Las centrales obreras y otras organizaciones nos convocamos hoy para trabajar sobre la aplicación de un sistema de trabajo decente que cuide los derechos fundamentales de las y los ciudadanos con discapacidad.

En el marco de esta pandemia no estamos ausentes de las preocupaciones sobre la crisis socioeconómica y sanitaria que nos está dejando a nivel mundial este virus y sabemos que las más golpeadas son y serán las mujeres con discapacidad. Ellas, en la mayoría de las ocasiones, son responsables de sostener la economía del hogar y en muchos casos están solas con sus hijes.

Sabemos que estamos en una sociedad competitiva y excluyente para las personas con discapacidad y es por eso que hoy nos convocamos las organizaciones sociales, sindicales y organizaciones de personas con discapacidad para encontrar un camino hacia las conquistas de los derechos de las y los trabajadores con discapacidad.

Venimos a proponerles una actividad de buenas prácticas para producir un cambio sistémico en las instituciones públicas y privadas que permitan la inclusión de las personas con discapacidad sobre esta base de complementariedad social, sinérgica y de desarrollo de cualidades con accesibilidad.

Para lograr este cambio sistémico, como trabajadores involucrados, debemos movilizarnos con nuestros sindicatos, junto a las organizaciones sociales y las organizaciones de personas con discapacidad; promoviendo la inclusión en todos los países, y realizar una evaluación que visibilice el débil acceso de las personas con discapacidad a los sistemas de protección social: la participación a nivel sindical, la cobertura de los servicios de salud, de educación y el acceso a la justicia.

Aparte de la fuerza de los sindicatos tendríamos que contar con trabajadores organizados y organizadas en todas estas instituciones de protección social, que deberían facilitar los procesos de visibilización de la debilidad de las instituciones en el campo de la igualdad de tratamiento de las personas con discapacidad.

Asimismo, invitamos a los sindicatos a incluir entre sus miembros, a más trabajadores y trabajadoras con discapacidad, ofreciendo estrategias que faciliten su integración, así como establecer alianzas con otras organizaciones en particular, con asociaciones de personas con discapacidad, con universidades y con organizaciones políticas; inculcamos además al estado nacional, provincial, municipal y organismos privados a contratar a personas con discapacidad, de acuerdo con las leyes de cupos vigentes en cada país.

Tenemos que pelear por un nuevo sistema social y económico que incluya a las personas con discapacidad, que implica necesariamente desarrollar la agenda de trabajo decente con sus cuatro pilares:

1- Sistema de diálogo social.
2- Sistema de protección social.
3- Sistemas de normas internacionales de trabajo.
4- Sistema de empleo a nivel nacional.

Cada uno de estos pilares tiene relación con los otros tres en el proceso de organización. Cuando se promueve el empleo para personas con discapacidad, necesariamente debe ir acompañado de normas que protejan a los trabajadores, construidas en el marco de un diálogo social que ofrezca una verdadera protección social.

Para lograr un sistema de organización de trabajo, los sindicatos debemos involucrar al gobierno y a las organizaciones de empleadores en un diálogo social tripartito que contemple las normas internacionales en materia de derechos para las personas con discapacidad.

Una vez adoptadas y ratificadas dichas normas del trabajo, los sindicatos debemos continuar, en el marco del diálogo social tripartito, negociando estrategias que permitan obtener recursos humanos y financieros, para poder implementar y cumplir el compromiso de la legislación nacional, para satisfacer las necesidades de protección de las personas con discapacidad y para eso tenemos que entender e implementar las medidas de apoyo apropiadas en los servicios públicos y empresas privadas, que cumplan con las medidas de acción afirmativas y normas de no discriminación, comprendidas en los cuatro pilares del trabajo decente.

Para concluir, los invitamos a analizar las acciones que venimos realizando por parte de la Central de trabajadores de la Argentina; que es una actividad de concientización sobre los derechos de las personas con discapacidad en todo el territorio nacional, (PORQUE DE QUÉ NOS SIRVE REALIZAR ACTIVIDADES COMO ÉSTAS, SI LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD NO CREEN Y MUCHO MENOS PIENSAN QUE ESTOS DERECHOS LES CORRESPONDEN Y COMO TAL LOS TIENEN QUE UTILIZAR) también realizamos propuestas de nuevas leyes y de actualización de las que ya están obsoletas, y trabajamos en conjunto con el actual gobierno para ayudar a llegar de forma más precisa con la ayuda que hoy es urgente por la emergencia sanitaria.

Los invitamos a que el próximo 3 de diciembre de 2020 (Día Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad), nos encontremos movilizados y movilizadas para seguir generando conciencia de clase entre las personas con o sin discapacidad, para que la sociedad sepa de nuestra existencia y que ENTIENDAN QUE estamos hambrientas por los derechos a LA SALUD, EDUCACIÓN Y UN TRABAJO DECENTE.

Muchas Gracias

Remigia Cáceres
Secretaria Nacional de Discapacidad
De la Central de Trabajadores de la Argentina.
(CTA-T)

Portada del sitio || Secretaria de Discapacidad || COVID-19 - Trabajo decente para las personas con discapacidad: Respuestas sindicales