El paro de los docentes se extenderá por 48 horas, jueves y viernes. Mañana, trabajadores estatales, judiciales y de la salud bonaerenses, junto a los maestros, se movilizarán a la sede de la gobernación, en La Plata.

Los docentes bonaerenses harán un nuevo paro de 48 horas este jueves y viernes. La medida de fuerza fue anunciada tras la falta de acuerdo en la reunión paritaria del jueves pasado, cuando los gremios del Frente de Unidad pidieron a la gobernación de María Eugenia Vidal una cláusula de reaseguro por la inflación, pedido que fue rechazado. El aumento que ofreció la provincia fue del 11 por ciento, que sumado a los montos ya depositados implicaría una suba del 30 por ciento anual; sin embargo, los gremios advierten que la inflación estará en noviembre en el 40 por ciento, por lo que no pueden aceptarlo a menos que les den un reaseguro que no los deje a la baja. Reclaman además que la gobernación acuerde otros temas de la paritaria, como la necesidad de invertir en la construcción y mantenimiento de las escuelas y la calidad de los comedores escolares. Mañana también pararán trabajadores judiciales, estatales y de la salud bonaerenses, que junto a los maestros realizarán una movilización en rechazo a la política salarial y laboral de Vidal.

“Nosotros no vamos a firmar una paritaria a la baja. En la última reunión se nos ofreció un 11 por ciento a percibir en noviembre, sin cláusula de reaseguro, ni revisión”, dijo la titular de la FEB, Mirta Petrocini, al anunciar el paro. El esquema de la gobernación es sumar el 11 por ciento al 19 por ciento que ya venía pagando.

Petrocini señaló que la propuesta implica que los docentes estén percibiendo hoy un 19 por ciento de aumento frente a una inflación del 24, y que “en noviembre íbamos a cobrar el segundo tramo del 11 por ciento, cuando la inflación ya va a estar en el 40”.

“Lo lamentamos profundamente porque creo que esta fue la oportunidad en que más cerca estuvimos de llevar la propuesta a una consulta con las bases. Se trataba sólo de anticipar un mes el aumento y buscar una cláusula de reaseguro, pero la provincia de Buenos Aires se niega a negociar. En lo que va del año este gobierno no ha hecho más que citarnos para imponernos sus decisiones unilaterales, como un trámite. No se nos habilita a hacer una contrapropuesta. Este retirarse sin escuchar a la otra parte tiene que ver con el salario, pero tenemos otras cuestiones graves, de riesgo, para las que tampoco se habilita el espacio y la escucha, para dar una respuesta en términos de escuelas seguras, calidad en el servicio alimentario, infraestructura y de las necesidades básicas insatisfechas que existen en las escuelas de la provincia”.

El jueves, el paro se realizará en conjunto con los demás sectores de trabajadores estatales (ATE, profesionales de la salud de Cicop, judiciales de la AJB), con los que los maestros harán además una marcha en La Plata. “El gobierno, una vez más, como ha hecho cada vez que se abrió la negociación paritaria, ha querido imponer salarios a la baja. Cuando se habilita la discusión en lugar de recomponer poder adquisitivo lo que sucede es que se consolida la pérdida”, señaló el titular de ATE bonaerense, Oscar De Isasi, que estimó incluso por encima que Petrocini, en un 15 por ciento la pérdida salarial que implicaría aceptar la propuesta oficial.

Los trabajadores de la Salud de Cicop detallaron que en lo que va del año tuvieron una sola reunión paritaria, en la que les ofrecieron el 15 por ciento en tres cuotas. “Hemos recibido un mínimo aumento inconsulto y autoritario”, sostuvo Marta Marquez.

Los trabajadores judiciales denunciaron que Vidal “ha decidido restringir el derecho a la negociación colectiva”, ya que sólo tuvieron una audiencia paritaria en mayo pasado, lograda luego de una presentación judicial, en la que no hubo avances y tras la que nunca los volvieron a llamar. Pablo Abramovich, de la Asociación Judicial Bonaerense, contó que la gobernadora no ha cumplido con una cautelar que en junio le ordenó convocar a la paritaria y subir los salarios, sorteada hasta ahora con una serie de argucias legales. Los judiciales sostienen que sus salarios ya acumulan un deterioro del 10 por ciento, el más alto desde 2001.

En simultáneo con el vaciamiento de la paritaria como espacio de negociación real, Vidal fue pagando a los docentes adelantos a lo largo del años. Y el 3 de octubre pasado firmó un decreto en el que estableció una suba del 19 por ciento en seis tramos, oferta que había sido rechazada por los gremios por estar debajo de la suba de los precios.

En la protesta del jueves y el viernes también se expresará el rechazo al proyecto de presupuesto 2019, que en el marco de la promesa al FMI de déficit cero anticipa más ajuste. Aludiendo a las consecuencias de los recortes en la educación, el titular del Suteba, Roberto Baradel, recordó que a dos meses de la explosión de la escuela 49 de Moreno, en la que murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, hay más de 500 escuelas que continúan con sus puertas cerradas, esperando que el Estado provincial solucione los problemas de infraestructura de sus establecimientos.

Fuente: Página/12

Portada del sitio || Enfoque || En huelga por salarios dignos