Desde Paraná, Entre Ríos
El secretario general de la CTA afirmó que “vamos hacia un 2015 en el que se va a ratificar el proceso de transformación que está viviendo América Latina”.

En 2005, cuando Néstor Kichner, Lula da Silva y Hugo Chávez tomaron la determinación de apoyar el NO AL ALCA, se dio una sintonía perfecta entre lo que sienten los pueblos, y lo que expresan los presidentes”, afirmó Hugo Yasky en A cara lavada.

“La Cumbre del Mercosur es una instancia clave para los trabajadores y para los pueblos latinoamericanos, porque de ahí comienza la integración de los países de América latina; la Patria grande, que no solamente es una evocación, sino que tiene que ver con nuestra historia”, dijo Yasky.

“Lo que se esta discutiendo acá es clave porque se retoma el pulso de la integración que estaba a la espera de lo que pasaba en Brasil y en Uruguay con las elecciones”.

En relación a la agenda que se mantuvo con el Presidente de Bolivia este martes, Yasky expresó que “fue un día en el que la presencia de Evo Morales marcó un momento muy importante para todos los sectores populares. Sindicatos, movimientos sociales, y el pueblo de Entre Ríos, que estamos siguiendo de cerca la cumbre”, participaron de todas las actividades.

“Y Evo fue pródigo, porque nos devolvió un discurso con un contenido enorme en el que repasaba cómo Bolivia se puso de pie, recuperó sus recursos naturales, cómo le quita de las manos el poder a la oligarquía económica. También explicó cómo ese setenta por ciento que representa Evo, que son justamente lo que vienen de los pueblos originarios, recuperaron la iniciativa construyendo un salto de la lucha social, a la lucha política, y construyeron un nuevo Estado que pone a Bolivia como emblema de la transformación de América Latina”, expresó Yasky.

En relación a los intentos de desestabilización de algunos sectores, el secretario de la CTA respondió: “Hay sectores muy poderosos que quisieron que este año fuera un año caótico. Diciembre, en ese sentido, era una oportunidad más. Hicieron el esfuerzo para construir simbólicamente esa catástrofe social que vinieron preanunciando, pero estuvo lejos de ser realidad.

El pueblo argentino no come vidrio y sabemos a quiénes beneficia la desestabilización”.

Portada del sitio || Enfoque || Hugo Yasky: “Los desestabilizadores perdieron otra batalla que pensaron podían ganarle al pueblo argentino”