Los taxistas de Buenos Aires, enrolados en la Asociación Taxistas de Capital (A.T.C.), no vamos a la marcha anunciada para el 18 de febrero.
· Porque no tenemos dudas que es parte de una campaña desestabilizadora y golpista contra la democracia y el Gobierno Nacional.
· Porque es impulsada y alentada por intereses foráneos antinacionales y antipopulares
· Porque quienes la convocan, un sector de fiscales y jueces, siempre han estado al servicio de esos intereses y opuestos a cualquier avance democratizador de la justicia.
· Porque la derecha más reaccionaria de la Argentina y el oportunismo bastardo de muchos dirigentes políticos intenta montarse en una movilización que ellos son incapaces de producir.
· Porque, aunque lamentamos la muerte del Fiscal Nisman, estamos lejos de considerarlo un “mártir” o un “héroe” por su actitud sumisa y cómplice con las directivas de la embajada de los EE.UU., la CIA y el MOSSAD en la investigación de la causa AMIA
· Porque el objetivo de la marcha, hipócritamente oculto, es el crear las condiciones para un retorno al neoliberalismo, a las “relaciones carnales” con el imperio, al ajuste y la represión
· Por el contrario llamamos a todas las fuerzas políticas, sindicales y sociales del campo popular a estrechar filas y movilizarnos unitariamente para defender las conquistas logradas y profundizarlas, para defender la democracia lograda después de tantos años de lucha cerrándole el camino al golpismo.
 
 ASOCIACION TAXISTAS DE CAPITAL
 Alberto Rodríguez Luís Fernández
   Secretario Presidente

Portada del sitio || Enfoque || Los taxistas no vamos a la marcha