La Convocatoria Económica y Social por la Argentina, que nuclea a distintos espacios políticos, sociales e intelectuales, se congregó para manifestar su apoyo al Gobierno. “Ninguna deuda es más importante que la deuda con el pueblo”, dijeron.

“¡Patria sí, colonia no! ¡Patria sí, colonia no!”, repetían a coro y agitando los brazos los manifestantes al cerrar el Tercer Cabildo Abierto en apoyo al Gobierno y su estrategia contra los fondos buitre. Cerca de tres mil personas organizadas en sindicatos, organizaciones sociales y políticas e intelectuales se concentraron frente al edificio del Cabildo para defender la soberanía económica argentina que buscan perforar los holdouts con su reclamo y desbaratar el proceso de reestructuración de la deuda impulsado en la última década. “Estamos acá todos los sectores que representan a la sociedad para defender la soberanía argentina, pero también la latinoamericana”, aseguró a Página/12 el secretario adjunto de la CTA que encabeza el docente Hugo Yasky, Marcelo Frondizi.

“Llamamos a resistir con firmeza el obstinado avance de los fondos buitre y sostener como Nación soberana la determinación de que ninguna deuda es más importante que la deuda con el pueblo”, comenzó a leer Carlos Girotti, dirigente de la CTA, acompañado por distintas personalidades paradas en una tribuna.

En el Cabildo se desplegó una bandera argentina con la leyenda “Convocatoria Económica y Social por la Argentina”, una multisectorial que nuclea a distintos espacios políticos, sociales y empresariales que apoyan el modelo iniciado en el 2003 por el presidente Néstor Kirchner, a los que se suman en esta convocatoria algunos referentes del radicalismo, como el ex senador Leopoldo Moreau.

La esquina que domina el Cabildo fue copada por la militancia sindical, social, intelectual y política para mostrar su apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner frente a los embates de los fondos buitre contra la reestructuración de la deuda lograda en 2005 y 2010. Después de cantar el himno en versión futbolera y con dedos en V y puños en alto, los organizadores comenzaron a leer el documento elaborado en conjunto. “No permitiremos que los especuladores de afuera y de adentro se lleven por delante nuestra soberanía y nuestra independencia política, económica y jurídica, ni que ningún Poder Judicial de otros países nos imponga fallos a medida de sus intereses”, apuntaron en el texto los organizadores apenas comenzaron la lectura. Cuando se detenía la locución, los bombos, los redoblantes y los petardos hacían lo suyo a la vez que las banderas flameaban y se agitaban en las puntas de las tacuaras.

En las gradas se agolpaban las personalidades que escuchaban con atención el texto leído por Girotti. Yasky se encontraba al lado del economista del Grupo Fénix Abraham Gak, que su vez se mezclaba con la legisladora de La Cámpora Paula Penacca y el ex canciller y también legislador porteño Jorge Taiana. El historiador Norberto Galasso se codeaba con el periodista Eduardo Jozami, mientras el presidente de la Apyme, Eduardo Fernández, se paraba casi al final de uno de los escalones. Un poco más arriba el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, y los diputados Juan Carlos Junio y Carlos Raimundi de Nuevo Encuentro junto al dirigente radical Leopoldo Moreau, el ex vicerrector de la UBA Jaime Sorín y el dirigente docente de UTE Eduardo López, entre muchos otros.

“La Argentina está preparada para discutir el tiempo que sea necesario. No es lo mismo un default de Griesa, severamente cuestionado en el plano internacional y aun por los medios internacionales del propio establishment, que un default argentino”, leyó el Girotti, también integrante del espacio intelectual Carta Abierta que reunía a algunos de sus integrantes detrás de una bandera unos pasos más adelante. “Así como el pueblo se unió y valoró el espíritu solidario que se produjo en el Mundial de Fútbol, es necesaria esa unidad y solidaridad cuando está en juego la Patria. Nos asisten la razón y la Justicia. La Argentina unida saldrá adelante”, finalizó el documento, que tiene entre sus más de mil firmantes a la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida y los artistas Víctor Heredia, Ignacio Copani, Víctor Laplace y Horacio Fontova, entre otros.

“Es muy importante la confluencia de todos estos sectores, en los que está representada la sociedad, para defender la soberanía frente a la extorsión de los fondos buitre”, afirmó Frondizi, dirigente sindical estatal. El presidente de Apyme, Eduardo Fernández, destacó que “es fundamental la solidaridad en esta situación porque el resultado nos va a afectar a todos. Es claramente en defensa propia porque lo que está en discusión es volver al viejo modelo económico de exclusión”. Cerca ya se escuchaba a los militantes del Movimiento Evita cantar “libres o muertos, jamás esclavos”, después de nombrar a Chávez, Fidel, Evita y el Che Guevara. El radical Moreau se mostró “optimista, porque a la estrategia inteligente del Gobierno se suma el apoyo popular y el acompañamiento de parte de la oposición”.

Las bombas de estruendo y las luces rojas se esparcían en el aire. Meta bombo y baile, el Sindicato Argentino de Televisión aportó un grupo grande de afiliados que volvían de manifestarse frente a las puertas del canal de cable C5N por el despido de veinte trabajadores. La CTA Capital junto a los docentes de UTE y los telefónicos de Foetra se mostraban a un lado de lo que fue el escenario, mientras militantes con remeras de La Cámpora levantaban los dedos en V. Nuevo Encuentro y Kolina también agitaban sus banderas y el avasallante rojo y negro del Movimiento Evita tiznaba la esquina de Hipólito Yrigoyen.

Portada del sitio || Enfoque || Por la independencia política y económica