La integran diversos grupos y tiene por objeto avanzar en la implementación de los alcances establecidos en la ley de salud mental sancionada en noviembre de 2010.

La Ley Nacional de Salud Mental fue sancionada en noviembre de 2010 con el propósito de avanzar hacia una atención comunitaria, descentralizada y preventiva de ese tipo de padecimientos, de modo tal que se limiten las internaciones de personas contra su voluntad y se abandone finalmente la figura del manicomio. A pesar de que la norma contó con diversos respaldos,entre ellos, el de la Organización Panamericana de la Salud, su reglamentación se llevó a cabo recién dos años y medio después de la promulgación, en el mes de mayo de 2013, y su implementación efectiva en todo el país sigue siendo una deuda pendiente.

Con el objetivo de acompañar ese proceso, se conformó ayer una Red Nacional de Salud Mental Comunitaria y Derechos Humanos, integrada por grupos defensores de los derechos de los usuarios.

"No es una ley nueva, como a veces se dice. Las leyes no son nuevas ni viejas. Son leyes y simplemente hay que cumplirlas. Pero también es cierto que la ley es una herramienta poderosa, pero no es mas que eso: una herramienta. La implementación implica una transformación de instituciones, de modalidades de trabajo, transformaciones subjetivas de parte de los actores que trabajamos en el campo de la salud mental", señaló Mario Woronowski, uno de sus fundadores.

El lanzamiento del colectivo, en el Auditorio del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), fue acompañado por una serie de spots para viralizar en redes sociales, radios y programas de televisión con reconocidos actores como Diego Peretti, Juan Palomino, Norman Briski y Cristina Benegas, y de personalidades como Nora Cortiñas, Alberto Sava y Vicente Zito Lema. "Difundir la ley es un aspecto vital: necesitamos que la información llegue a quienes la necesitan. Los derechos son demasiado importantes como para que estén ocultos", agregó Claudio Bernardez.

El objetivo de la Red es convertirla en un espacio donde se compartan experiencias en sintonía con el espíritu de la norma; se denuncien violaciones a la misma para que haya respuestas institucionales correctivas y se divulguen mensajes a la sociedad en contra del estigma que pesa sobre la locura. El sitio web (www.reddesaludmental.org.ar), que entrará en funcionamiento la semana que viene, contará con un blog con discusiones y difusión de actividades en todo el país, así como un observatorio con buenas y malas prácticas.

El acta de fundación advierte que una política de salud mental acorde a la ley no es asequible mediante un decreto porque requiere también de un cambio cultural profundo. Sin embargo, sus integrantes destacan que resulta imprescindible la puesta en marcha de políticas capaces de superar la resistencia de sectores que insisten con las estrategias de aislamiento y privación de libertad.

En ese sentido, el Informe 2015 sobre los Derechos Humanos en la Argentina del CELS advierte que aún existen diversos modos de negación de derechos en los asilos psiquiátricos, entre ellos el derecho a la identidad y a la información sobre la situación judicial de los pacientes. Allí también se observa la necesidad de una estrategia federal y de una articulación interministerial en el Plan de Salud Mental diseñado en Octubre de 2013, así como la puesta en marcha de un órgano de revisión nacional como instancia de control y de articulación intersectorial.

Una experiencia espontánea

La referente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, participó ayer de la presentación de la Red y expuso los paralelismos que existen entre su experiencia y la ruptura con el encierro.

“Si las Madres hubiéramos seguido el consejo que nos daban cuando empezábamos a recorrer los lugares... Quedate quieta en casa, no molestes, andá a rezar. Ni les cuento los consejos de los militares, asegurando que nuestros hijos algún día iban a aparecer", comenzó contando.

Luego, amplió: "La idea de salir a la calle fue de Azucena Villaflor y esa decisión de reunirnos, ese caminar colectivo, en la calle, a cielo abierto, fue lo que permitió que no nos volviéramos locas. Fue esa experiencia espontánea, visceral, de ir a la Plaza de Mayo a caminar juntas, acompañadas por nuestros seres queridos. La salud debe ser cuidada y orientada para salir del encierro. Esa lucha diaria es muy difícil, pero yo felicito a todos los que puedan hacer algo por la salud de nuestro pueblo."

Portada del sitio || Enfoque || Se lanzó la Red Nacional de Salud Mental y Derechos Humanos