Evo Morales respaldo a la Argentina ante el fallo a favor de los buitres.
El presidente de Bolivia consideró que la decisión de la Corte Suprema norteamericana apunta al “saqueo de nuestros recursos humanos”. Es una nueva muestra de apoyo de la región al país por este caso.

El fallo de la Corte Suprema estadounidense a favor de los fondos buitre decantó en la solidaridad de presidentes de la región. “No sólo pretenden provocar nuevas crisis financieras en nuestros países, sino conducirnos a la privatización de nuestras empresas y al saqueo de nuestros recursos naturales, como siempre lo hicieron”, aseguró ayer el mandatario boliviano Evo Morales, al criticar la decisión de la Justicia norteamericana que obliga a pagar al Estado argentino a los acreedores que no ingresaron al proceso de reestructuración de la deuda.

“Condenamos una agresión contra Argentina porque es también una agresión contra el pueblo boliviano, contra toda América latina, especialmente a los países en un proceso de liberación política, social, cultural y económico-financiera”, destacó el jefe de Estado boliviano, enviando un mensaje solidario al gobierno argentino, y agregó que “no es posible que las llamadas especulaciones financieras cometan una extorsión económica”. En un acto en la Cancillería de su país, Morales manifestó que “como gobierno y como pueblo boliviano rechazamos cualquier decisión de cortes extranjeras que atenten contra la soberanía” en la región.

La Corte Suprema de Estados Unidos falló en contra del amparo que había solicitado el Estado argentino ante la decisión del juez Thomas Griesa a favor del reclamo de los fondos buitre. En ese marco, líderes regionales, como el uruguayo José Mujica, rápidamente salieron en defensa de la posición argentina, así como también lo hicieron organismos internacionales de la región como el Mercosur, la Celac y el Parlasur.

“Lo que se pretende hacer con Argentina es un complot financiero alimentado por la voracidad de quienes se aprovechan de nuestras crisis económicas; estamos ante una guerra inmoral de alta intensidad financiera”, apuntó el presidente boliviano, analizando la proyección de la decisión judicial en territorio norteamericano. Morales hizo foco en que “Argentina sufre una agresión financiera económica por efecto de los fondos buitre que apuntan al saqueo de las materias primas”, acompañando también la denuncia de Mujica en la que advirtió que los holdouts intentaban quedarse con “el petróleo de Vaca Muerta”.

El mandatario boliviano recordó que “uno de los manifiestos de la cumbre del grupo de países en vías de desarrollo y China (G-77 + China)”, que se realizó en Santa Cruz, “plantea un peligro para todos los procesos futuros de reestructuración de la deuda, tanto en los países en proceso de desarrollo como para los desarrollados”.

Allí, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cerró su intervención, anticipando la posición del Estado argentino, en donde denunció a los holdouts. “Este fondo compró deuda por 49 millones de dólares y ahora en el dictamen del juez de Estados Unidos vale 17 veces más”, explicó Morales y agregó que “es prácticamente un asalto”.

“Condenamos la agresión que están sufriendo nuestros pueblos, nuestros gobiernos progresistas”, aseguró el presidente de Bolivia, y reiteró que condenaba “enérgicamente esta estrategia financiera e inmoral que se trata de aplicar contra el pueblo argentino”. Además insistió en que el caso de la Argentina trataba de “una agresión financiera económica”, a la vez que agregaba, casi al finalizar el acto que presidió, que no se podía permitir que “los actuales especuladores financieros se conviertan en extorsionadores financieros”

Portada del sitio || Enfoque || Una condena a la agresión