Texto completo de la disertación de la secretaria general de CTERA en el Foro convocado por CLACSO.

Buenas tardes, compañeras, compañeros, saludar a todos los presentes, agradecer a Clacso en nombre de Ctera y de los maestros y maestras y profesores y profesoras de la Argentina. Decirles que algo muy bueno hizo la escuela pública y la Universidad pública, ya que tenemos estos jóvenes como Ofelia y como los miles y miles que marchan en nuestros países defendiendo la educación pública.

Venimos con Hugo Yasky, con Roberto Baradel, de un encuentro latinoamericano de la Red de la Internacional para la Educación de América Latina y claramente lo que se está aplicando en educación en Argentina, está calcado en cada uno de los países de nuestra región. No es nada original, nada creativo, no es nada innovador, son las políticas de ajuste del Banco Mundial, de la OCDE, del Fondo Monetario Internacional, de varias ONGs financiadas por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, que está generando una política que tiene que ver con la mercantilización y la privatización de la educación. Están tratando de cooptar a compañeros y compañeras, de distintas organizaciones en toda América Latina.

Debemos defender a la educación como un derecho social y no como una mercancía, por eso estuvimos con los compañeros de Colombia, que están luchando. Llevan 38 días de paro, los maestros, los profesores, los universitarios en la calle, cientos de miles, algo que no muestran los canales de televisión. Estuvimos con los compañeros de Honduras que están sufriendo una situación gravísima de los migrantes.

Estamos viviendo en un mundo donde 60.5 millones de personas están migrando de sus países por guerras, por hambre y por aplicación de políticas de ajuste. Este es un nuevo panorama mundial que no nos puede ser ajeno a los militantes populares, a los maestros y profesores, a todos los que disputamos por un pensamiento crítico.

Estamos viendo lo que está pasando en Perú, donde se quieren implementar las escuelas de bajo coste, lo quieren hacer como lo están haciendo en África. Escuelas sin maestros, sin profesores, donde sólo se enseña Lengua y Matemáticas, porque están diciendo que los pobres no necesitan de la Historia, los pobres no necesitan del Arte, los pobres no necesitan de la Filosofía.

Éste es el programa del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional para nuestra América. Pero tenemos una muy mala noticia. Los pueblos están peleando, los maestros, los profesores, los estudiantes están en la calle. Cientos de miles que no muestran los medios hegemónicos en ninguno de nuestros países en América Latina y que tenemos la obligación y el compromiso militante de difundir, compartir, hacer conocer, distribuir.

La otra cuestión, es que la derecha no se divide. La derecha encuentra claramente cómo juntarse, cómo acumular. Nuestra tarea es la tarea de la unidad del movimiento popular que debe ser: nacional, popular, feminista y federal. Hay que decirlo, profundamente federal y no centralista.

En esa tarea estamos, defendiendo la educación de nuestros pueblos. Esto tiene que profundizarse, debe seguir debatiéndose en cada lugar y generar la mayor unidad.
Paulo Freire, autor que está prohibido en Brasil, decía: “La educación no cambia al mundo, cambia a los sujetos que van a cambiar el mundo”.

¡Fuerza América Latina! ¡Fuerza compañeras, compañeros! A seguir luchando.

(*) Secretaria General de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera).

Portada del sitio || La Central || “La unidad debe ser nacional, popular, feminista y federal”